jueves, 30 de marzo de 2017

D&D otra vez en las estanterías: Retrospecter



Opaí. Here we go again! Que no se note mucho.

Lamento no haber actualizado la semana pasada, pero es que nos estamos metiendo en el mercado asiático y es una jungla, una jungla es aquello. 

Es coña, estuve viciando. Qué triste. Pero es así. Ya me lo he perdonado, a otra cosa.

Bueno, hace no se cuántos días, que como no tengo trabajo no sé en que día estoy (Vivo en el axioma: Es hoy), saltó la liebre: Edge traducirá D&D a la lengua de Cervantes. Y yo con estos pelos. Pero estoy contento, lo estoy en parte porque en su día me negué a comprar los libros en inglés, y no porque mi inglés sea malo, sino por cabezonería: Me repateaba especialmente no poder comprar un juego de rol a un precio así CARO para criticar la política de publicación exhaustiva de material, pero luego quejarme también cuando dejasen colgada la línea, todo eso en castellano, claro.

Si que tuve acceso a los PDF. Y esto lo sabe hasta Bayolo: D&D 5ª está guay, jolines. Es una edición sustentada en décadas de hobby, que aprende de muchos errores e incorpora decisiones de diseño tan clásicas que son hasta resabidas entre la afición (¡Eh, esto lo hacíamos nosotros!) como coqueteos con la escena indie que tantas alegrías nos ha dado. Pero todas ellas nos dejan una sensación de que es un juego sólido y elegante. Incluso el texto es más ameno, con un tono que tira de vez en cuando de vena sensible, paternalmente conscientes de cagadas de antaño, conocedores de que han dado en el clavo esta vez: "Oh lector, este es tu D&D, ahora sí. Mira cómo mola esta ilustración a página completa, si es que...". Es así, Wizards ha dado en el clavo con 5ª edición, yo no lo habría hecho de otra forma, tampoco sé.

A raíz de este regreso de D&D a las estanterías, me surgen varias preguntas.

-¿Tendríamos a día de hoy eso conocido como la OSR, las revisiones indie de D&D como Dungeon Hack, Dungeon World, Torchbearer, e incluso el poderoso Pathfinder si esta edición  o una más continuista hubiese salido en el año 2000?

Pues en principio no, todos estos juegos surgieron como reacción a unas ediciones que no gustaron. Clásicos del Mazmorreo, la Marca del Este, Dungeon World e incluso Pathfinder son como "canciones protesta" contra las primeras incursiones de Wizards con el juego de Gygax y Arneson.

Recordemos que durante muchos años uno podía jugar Basic por la mañana y por la noche Rules Cyclopedia y los fines de semana Advanced y pelearse ahí con la velocidad de las armas si quería. Y muchas veces se hablaba del Runequest como la alternativa "seria" a D&D...

Tendríamos otras cosas, sin duda. Alguien habría salido con un Descent o similar si es que en ese universo paralelo existe el WOW también.

-¿Es que era posible esta 5ª edición, más fresca, modular pero también conciliadora con la tradición, en el año 2000? 

No se puede saber, pero yo creo que no. Es como pretender que Steel Panther surgieran como parodia sana a todo el hair metal de los 80 en 1992. O pretender que PC y Steam se hubiese comido viva a la Playstation 2. A veces la única forma de hacer un KO es llevándose un puñetazo en la boca. Ahora a todos nos gusta Kurt Russell.

Si Wizards nos hubiese traído un Castles & Crusades ilustrado por Trampier en el año 2000 y pico, habrían llovido a mares las críticas por hacer algo tan rancio y anticuado, por no intentar atraer al público más joven, pasar del mercado de las minis, ignorar todo ese anime tan guay, no aprender del mundo de los videojuegos, etc.

Es muy difícil estar en la brecha, a ver quien es el valiente que hoy en día sigue siendo EMO y escuchando Tokio Hotel porque dentro de 30 años nos vamos a dar cuenta otra vez de que eso era guay.

Se hicieron cosas muy bien hechas con la 3.X edición de D&D, como acabar con la GAC0 para siempre jamás (y así decirle hola a la escalada de bonuseses y maluses) y disfrutamos mucho tiempo de ella hasta darnos cuenta de que algo fallaba.

Normalmente pasaba a partir del nivel 12.

-¿Ahora que vuelve D&D a las mesas y que parece que estamos ante un juego con mejor recepción que previas ediciones, se acabó la OSR y derivados?

Pues bueno... Si alguien quería esnifar esmeralda en polvo en la casa de estío de Kanye West diseñando retroclones, que no se preocupe que la llegada de D&D no le va a afectar en lo absoluto. Muchos de los que diseñan retroclones son a la vez su propio cliente y compran el retroclón de sus colegas. Es como el orujo en Galicia, el que le compra orujo a ese señor de ese pueblo, ya tiene en casa el que destila él mismo. Pero todo sea por apoyar la escena. Me voy a comprar el fanzine/retroclón majete de turno, aunque mañana haya furgonetas rojas de D&D que te llevan el máster a casa. Me van a copiar esta idea.

Otros juegos bien por que sí son una empresa hecha con un fin más pecuniario o bien por que han gozado de una acogida espectacular; se han sabido diferenciar y tienen comunidades fuertes, van a seguir ahí muuucho tiempo.

Yo veo que hay tiendas especializadas que tienen varias estanterías dedicadas a los muñecos cabezones esos de mierda y que luego tienen cuatro libros ahí mal tirados de rol, y luego si se han confundido y han comprado un juego de rol en caja porque se pensaban que era de mesa, lo ponen al lado del Zombicide a ver si cuela. Tengo que reconocer que he ido a tiendas frikis enormes en España, pensando que me iba a encontrar la caja de Bajomontaña por ahí enterrada y escuchar un "Aaaah... rol por encargo, sí", y entonces sentirme mal por no haber apreciado lo suficiente a Metrópolis.

Vislumbro pues un escenario por el cual, el que trae poco rol a la tienda... Va a traer D&D y punto, (O los pesos pesados de siempre, vaya) va a organizar partidas de torneo, jornadillas, y a vender libros a 50€ se ha dicho. Libro nuevo, partidilla el sábado para presentarlo, y hala.

Para esa persona, esta política es mucho más interesante que los fanzines monocromáticos que no sabes si son de rol o de "SUPPORT LOCAL GRINDCORE". Por lo cual si había pocas probabilidades de que otros juegos que venían a socorrernos del mono de mazmorrear acabasen haciéndose un hueco en aquella tienda, ahora habrá menos aún.

Ahora bien, de ese escenario, viene el escenario dos. Ese chaval, después de descubrir D&D, piensa que molaría hacer algo así con samurais, vaqueros, vikingos, en el espacio, vampiros; y descubre otros juegos, y listo. Después si que compran cada libro que sale, abren un blog, no escriben en meses y hacen como si nada.

-¿Quién es realmente el cliente de Edge ahora mismo?

Traer D&D al castellano no es una coña. ¿Habéis visto en el mapa en cuántos sitios del mundo se habla la lengua de Castilla? Bien.

Por otra parte Edge, que tiene paradas y desaparecidas en combate varias líneas de rol así importantillas, a las escasas horas de anunciar que publica D&D, coge y con dos huevazos te da fechas y precios, y foro y web. Volvemos a lo de antes: Esto es D&D, para bien y para mal.

¿Quién es el target de D&D en 2017? Mucha gente. Mucho chaval y mucho rolero medio. Y bastantes personas que se cabrearon hasta lo indecible con Wizards y se pasaron a Pathfinder/Marca del Este/CdM/etc. Mucha gente. Y si lo hacen bien, van a vender bien.

Sólo hay que leerse los foros de Edge cuando se dio la noticia, y cito "Hora de volver a rol", "Lo siento por las otras líneas de rol", "Noticia del año para el rol"...

Hay gente que no quiere complicarse la vida: Les gusta el rol, pero quieren el estándar. O porque lo jugaban en la facultad, y lo echan de menos, o porque quieren jugar a eso de Stranger Things:

-Buenas tardes, quería el Dungeons&Dragons.

-No lo hay, pero tengo este juego que lo editan unos metaleros de Milwaukee que si te gustaba D&D vas a ver que este juego es como una reflexión  sobre D&D mucho más cruenta y cinematográfica que...

-Buf, es igual.

A mí me gusta conducir, disfruto conduciendo, pero yo si compro un coche... quiero el barato, el que consume poco. Quiero el Ford TT, el Ibiza o el Polo. El estándar. Exactamente lo mismo de arriba me pasa a mí cuando voy a un concesionario, quiero un coche, pero no me vengas con zarandajas.

Ahora bien...

¿Me voy a gastar yo 150€ mínimo en manuales de un juego que a fin de cuentas, es lo mismo, que otros juegos que por mucho menos están mucho más cerca de lo que busco mecánica y filosóficamente como CdM o Dungeon World?

¿Voy a invertir 150€ mínimo en una editorial que nadie se me ofenda pero ya me ha dejado tirado más veces?

¿Debería castigar todo esto y plantarme o por el contrario es bueno que Edge venda como un tiro y D&D triunfe en castellano?

He hecho bromas como decir que el D&D hay que tenerlo en la estantería como el medio limón en la nevera. Dicho esto, aunque celebro y aplaudo y estoy muy contento porque D&D esté en las estanterías otra vez, y que sea una edición a la que da gusto llamar Dungeons&Dragons, siento que de alguna forma no es para mí. Bueno, me encanta el rol y estamos hablando del D&D, como carajo no va a ser para mí, pero... ¿Lo voy a comprar? Puede ¿Me va a gustar? Seguramente. ¿Lo voy a jugar? ¿Algún máster sabe cuando va a jugar? No contestéis que duele.

Porque creo, y veo, que en la escena actual... hay cosas más hechas a mi medida, hay juegos de rol que son más como Kvelertak, Red Fang o Black Sabbath... y D&D es un poco Foo Fighters: Foo Fighters es una banda del copón, buenísima y de la que voy a disfrutar mucho en un concierto, pero no hace falta gastarse 120€ e irse a un estadio de Madrid para ver lo que es rockear. De verdad que no.En el bar de la esquina seguro que hay unos chavales que a cambio de un bocadillo de mortadela de popeye te parten la boca de un riff.

Que uno ya es más de comprarse el Sunless Sea por 5€ en G2A y flipar por colores y menos de ir al GAME del Marineda City a que le timen con un Assasins Creed 3 de 70€.

Pero quiero que D&D venda, que saquen otra serie de dibujos, ver torneos en cada tienda, una línea de juguetes y hasta una saga de blockbusters estilo Harry Potter o Los juegos del Hambre.

Del mismo modo que quiero que Axl Rose se inche a vender entradas, y le vaya de puta madre, y por mucho que suspiré por que se reunieran... yo si puedo voy al Resu y me llega. De hecho podéis leer esta entrada y donde pone D&D, lo cambiáis por GNR, y se aplica la misma norma. Porque sí, hay retroclones de GNR y lo sabes.

En ningún momento me siento despechado ni nada, el determinismo nos dice que todo pasa por algo, que nada es azaroso, y Malú nos dice que si alguna vez fui mala lo aprendí de ti; y creo que tanto la evolución de D&D como mi propia evolución es algo natural, ¿Queréis saber lo mejor? Ya lo he dicho antes, al final hemos ganado todos y me alegro.

Me alegro de que D&D la cagase con previas ediciones, y eso nos acabara dando un sitio y un juego a cada uno, toda esta pluralidad. Pero también me alegro de que D&D esté de vuelta para reclamar su trono. Ir a una tienda de cómics, preguntar por D&D y que te digan que no hay, o te vendan libros anticuados, era una patada en los huevos a nuestro buque insignia del frikismo: El rol.

Gracias por todo, hasta pronto!



lunes, 15 de agosto de 2016

No Man's Sky, Morenito19, el porno y los capítulos de relleno de GOT

Opaí. Se esperaba con infinita ilusión explorar el infinito universo de No Man's Sky. Por si no lo sabéis, se trata de un juego de exploración y supervivencia espacial cuya principal característica es que en el mismo se han generado, por medio de un algoritmo, la friolera de trillones de planetas para descubrir. Todos ellos en sus galaxias, en sus sistemas, unos habitados, otros gigantescos desiertos, etc. Y nuestro fin es viajar hacia el centro del universo (no sabemos con que objeto en concreto), esa es la meta de nuestro peregrinaje, de nuestra odisea espacial, parando planeta a planeta para repostar, comerciar, luchar contra piratas o simplemente descubrir nuevas especies. Además, el juego goza de un nivel artístico que supone una de sus mejores bazas, un delirio post-rock de colores vivos y silencios épicos.


Bien. El juego está teniendo una recepción digamos, accidentada, por no decir que la comunidad está machacando al juego en cada plaza. Comunidad es el eufemismo que se utiliza para hablar de la gran masa de consumidores de videojuegos. Esos que se compran cada año el Call of Duty, el FIFA, pagan por jugar online en sus consolas obsoletas y que si 60fps esto, que si 4k aquello y plasman su acerbo cultural con gracia y elegancia infinitas en los foros de 3dJuegos. A esta comunidad pertenece Morenito19, cualquier parecido con la realidad es una triste coincidencia.

Por una parte hay cosas que son entendibles en cuanto al "castigo" a NMS. Como una mala optimización en PC, un popping que es más incómodo que disimular un eructo y seguir hablando, que el juego se caiga, una IA pobre... Son todas cosas impepinables, ahí estamos de acuerdo. También estaremos de acuerdo, por qué no, en que ciertas mecánicas jugables se podrían haber refinado más, se podría haber buscado diferenciar bastante mejor eso de tener una nave científica o de comerciante, escuece bastante no poder acariciar la superficie de un gigante gaseoso a velocidades de espanto o que sea imposible volar entre cañones rocosos... todas estas cosas sí que las considero "peros" del producto final. Para mí, son estas cosas son las que me hacen apretar el puño y cabizbajo e intenso, con el gesto torcido, sentido pero viril, lamentarme de mis problemas de mierda xD.

Pero entonces llega Morenito19 y a estas alturas de la película, dice contrariado que es un juego vacío, lento y monótono. Para los que no lo sepáis a Morenito19 le encantan las películas de los Vengadores (no es que le entretengan, es que se hypea todo). Transformers le gusta también, las fue a ver todas al cine en su cupra. A Morenito19 le gusta la música "que se pueda cantar", aunque fue a ver a Iron Maiden al Resu por la fiesta y oye, estuvieron guay o eso dice. Le gusta la play, hace muchos años le daba caña al WOW y le gusta Star Wars a mazo. También ve Juego de Tronos, aunque algunos capítulos sean lentos y le parezcan de relleno.


Morenito19 tiene la play, y se pilla el No Man's Sky porque la propuesta que os mencioné arriba le pareció potente y atractiva ¿Explorar un universo infinito? ¡Joder, sí! Sin embargo, tras unos días intentándolo el juego no le acaba de gustar, eso se dice porque se ha gastado 60 pavazos y le da rabia. Gracias al cielo, en el Game son muy buenas personas y te compran los juegos de vuelta.

Aquí viene la pregunta... Si yo, que soy tontísimo y además me regodeo en mi chuminez, me enteré y percaté de la clase de experiencia que muy seguramente sería NMS, ¿Por qué Morenito19 no? ¿Cómo es que este muchacho va al centro comercial y se gasta 60 pavos en algo que no sabe bien lo que es? ¿Porqué alguien tras tantos años de información, con tantos documentales en youtube, con tantas ferias y comunicados... se sigue esperando un GTA espacial?

Bueno, aquí se dan cita dos cosas... La primera, un error de marketing por parte de Sony, y la segunda, la vagancia e impaciencia redomadas de la generación YA. La generación "Oh dios, ¿Cómo me iba yo a imaginar que me tendría que esforzar o que iba a sentir algo de frustración en esta vida?". Aunque quizás lo de generación no es justo, porque conozco gente de cuarenta años que son así y habrá niños capaces de entender que las cosas que molan cuestan esfuerzo, y tiempo.

El error de comunicación por parte de Sony es notable desde que apadrinaron el juego. No Man's Sky es un juego de nicho, es una experiencia indie muy personal: Es un lento viaje sensorial al cosmos infinito. No Man's Sky es la visión de un chico así espiritual y guapete que ha hecho el juego para sí mismo, el juego que le gustaría que existiese. Es un juego que han hecho cuatro colegas, no un equipo de varios cientos cuyos directivos conducen Porsche. Y Sony lo ha vendido como el siguiente Blockbuster, como el juego del verano, como el next big thing, como el abanderado de turno, para vosotros jugadores. Mientras que Sean Murray y cia. insistían en comunicar más bien poco, en ese halo de misterio que rodea todo el juego, este salía anunciado en la tele, como muy pocos juegos salen. Se creó así una situación por la cual anuncian el videojuego en los descansos del Sálvame y luego llegas a internet y los desarrolladores no cuentan nada, te dicen que el 90% de los planetas van a estar vacíos y sólo un pequeñísimo porcentaje tendrán vida o algo reseñable (como sucede en el universo de verdad), que te olvides de encontrarte a tus colegas en distancias de AÑOS LUZ, y que este es un juego para disfrutar con calma y con paciencia, etc.

Lo que se ha llevado una ostia no es el juego... No se confundir, la ostia ha sido de la gente, al haberse creado unas exacerbadas expectativas, y luego esa gente vomita en el juego sus frustraciones. Si NMS hubiese sido lo que llamamos un "sleeper", un juego sin apenas campaña publicitaria que llega al mercado como una agradable sorpresa, todo serían vítores y jolgorio. Sí. Sí. Que sí. Gente vaga, perezosa y lerda, que no se entera de nada, toma una decisión y luego se arrepiente y se queja y busca culpables. Esta gente vota.

El asunto de NMS, como de muchas otras experiencias en esta vida, es que requiere QUE PONGAS DE TU PARTE. Requiere COMPLICIDAD por parte del usuario. El rol, que ocupa gran parte de este blog, es un tipo de ocio tal que así, o debería serlo. ¿Acabas de empezar y te has muerto pisando la primera trampa por no prestar atención? Aquí no estamos para ponértelo fácil, aquí no hay beso al final de la película. Jódete y baila.

Y productos así de sensoriales son raros hoy en día en una industria gigantesca como es la del videojuego, NMS es una experiencia muy original que resiste al nefando imperio del mono que se la casca del ESTÍMULO-RECOMPENSA. Sin embargo, se le castiga y sufre frente a tanto triple AAA y superproducciones clónicas. Tranquila comunidad, que ya tendrás tu siguiente FIFA y tu siguiente COD, sigue pagando por jugar online. Quitarle las monedas al Mario y mirar como arde el mundo, oh yeah.
Dale a una rata un botón que al pulsarlo le proporcione un orgasmo, y lo pulsará hasta morirse de hambre. Bien, la rata es imbécil claro, pero la gran gran mayoría de la humanidad también lo es. Hay que entenderlos, porque es probable que soportar sus vidas sea tan duro que a la hora de entretenerse, no quieran hacer el más mínimo esfuerzo. No porque sus vidas sean duras, sino porque están educados en el YA. De ahí que en Sálvame cuando la cosa se les espesa mucho, desde dirección propaguen a diestro y siniestro que alguien suelte una bomba mediática, bailen un chuminero o en el peor de los casos nos vamos publicidad o dios mío que alguien haga algo no vaya a ser que alguna señora que está viendo esta mierda le dé por pensar...

Mi abuelo decía que "Aburrirse es de imbéciles". Mi abuelo tenía razón. Un cerebro curioso, capaz de entender las cosas en todos sus niveles, no se aburre. Un subnormal por otra parte, se aburre porque los estímulos que recibe, o son IMPRESIONANTES EFECTOS ESPECIALES, chistes manidos, clichés del genero y tropos que huelen a torta del casar, o estos no traspasan la capa de ineducación y chonismo que rodea el cortex, y en consecuencia... esta persona se aburre y se frustra.

¿Qué pasa en la cabeza de Morenito19 cuando el equipo al que su entorno le ha dicho que tiene que jurar pleitesía pierde en una final y llora desconsoladamente como si se hubieran muerto sus padres y para remediar la situación se olvida de su novia y comienza con sus amigos, brillantes personas, a arrojar bengalas y sillas a las familias que han venido a animar al equipo contrario? ¿Realmente Morenito19 no consideró que EN EL FÚTBOL SE PIERDE? ¿Realmente es tan bruto e insensible como para lastimar a otras personas por semejante mierda? Pues lo que pasa es que esta persona además de ya no tener mucho bagaje genético, no está educada, no ha sido expuesta a una sana cantidad de frustración desde pequeño... Y tus hijos tendrán que compartir esta sociedad con un ser acomplejado y sobre-frustrado que compensará su mini-pene con comprarse un TT para irse de fiesta y ejercer de cuñadismo en todas las churrascadas, hasta que un día le pegue especialmente fuerte a su pareja y la cárcel lo aparte de la sociedad, o hasta que eso del examen para tener derecho a voto cale de una vez por todas. Que examinarse para conducir porque es peligroso nos parece lógico, pero que por el simple hecho de que te salgan pelos y tetas ya puedas decidir sobre el futuro de un país aunque seas un paleto de 83 años nostálgico del imperio británico que no tiene ni puta idea de en que mundo vive (todavía), pues tiene su gracia. Ja.


Aburrido y frustrado, Morenito19 carga contra el singular videojuego en un post que debido a su cohesión y faltas de... de todo, abre el abanico de perfiles de esta persona desde un español analfabeto, a un birmano muy espabilado con el idioma, a un cirujano escribiendo con el móvil. No le gusta la experiencia de viajar por un universo infinito, de empaparse de esa experiencia que sí, es para pocos. No la entiende, y sentencia que es mala y que es una mierda aburrida. Obviamente ni pensamos en ponerle a jugar a D&D o recomendarle ver Valhalla Rising ¿Dónde está el "click to win" en No Man's Sky? Morenito19 no quiere esforzarse, Morenito19 quiere matar el tiempo, porque su tiempo apesta. Morenito19 vino a clase de Aikido un día y no volvió porque la clase versaba sobre desplazamientos y respiración, y él quería partir brazos como la gente que lleva 10 años. Morenito19 quiere matar el tiempo, no comérselo a bocados.

No estoy diciendo que te tenga que gustar No Man's Sky o las películas lentas. Estoy diciendo que LENTO NO ES MALO. Aburrido es malo. Hay cosas que necesitan ser lentas, y son necesarias en este mundo. Admito que las cosas lentas de hecho, son para las minorías. Acabo de decir más arriba que No Man's Sky es para pocos.

Morenito19 ve Juego de Tronos, pero los capítulos en los que no se muere nadie o no hay una batalla, le parecen de relleno, aunque en ese capítulo se vea como un personaje padece la epifanía de su vida. Aunque veamos como Jaime se va desenamorando de su hermana...eso es de relleno. Si Sansa por fin le echa cojones a la vida, eso es relleno. Si Tyrion se encuentra apreciado y en casa por primera vez en su existencia, a millas de su casa y con el enemigo, vaya capítulo más lento.

Morenito19 ve porno, y le pasa lo mismo que con el No Man's Sky. El 80% de su actividad sexual es el porno, y su educación sexual consiste en masturbarse contrareloj (sin sonido, para que no le escuchen, o quizás le despiste) viendo primeros planos de distintas cavidades del cuerpo humano siendo profanadas (este hombre controla bastante de ginecología y no lo sabe) hasta que eyacula y ya puede seguir jugando al COD. Un día viendo los cráteres de Jápeto se puso palote.

Sin embargo, cuando está con una chica de verdad... CUANDO TIENE QUE ESFORZARSE... Su cerebro es incapaz de excitarse con el evidente rubor de sus mejillas, con una de esas sonrisas que no son por algo gracioso precisamente o con un temblor en la voz que jamás había escuchado. Como en juego de tronos, todo eso le parece de relleno. Al igual que los increíbles paisajes y música de No Man's Sky no le estimulaban lo más mínimo, el olor del pelo de esa mujer o como ella se desnuda con entrañable torpeza, no le ponen para nada. Morenito19 se aburre hasta follando, señora ¿Dónde están los anos dilatados hasta lo preocupante? ¿El gol? ¿La recompensa inmediata? Tanta cuestión lleva a Morenito19 al fracaso más absoluto de la madre naturaleza: Un mamífero adolescente que no se empalma hasta la acritud irreversible en presencia de una hembra atractiva y cómplice de su misma especie.

Claro, aquí no hay foros. Así que aquí el maldito gusano este las paga con su pobre novia, sí sí ¡Esto pasa! ¿Cómo se le ocurre a esa adolescente ser algo más que una concubina artificial y mercenaria diseñada para ser poco más que un receptáculo de mi virilidad, que yo soy varón blanco heterosexual? Noticia majo: El sexo no es click to win. La vida no es click to win. Así te han educado tus padres, porque eran otros vagos frustrados que querían tener hijos pero no hacer ningún sacrificio para educarte y cimentar tu persona, pretendían que volvieras del colegio educado y que tú solito te motivases para todo en esta vida. Pero a ti te ha educado el WOW, XVideos, YouTube y los findes quizás tu abuela, que para no aguantarte te lo consentía todo también.



¿Quieres hacerle un favor a la humanidad? Dile a tu hijo que NO. Dile que se ESPERE. Enséñale a tu prole que el café rico se hace a fuego lento. Diles que a ti los videojuegos te tardaban en cargar horas y horas. Llévalo a pescar toda la tarde, pero a un sitio que sepas que no pica nada. Mándalo a todos los campamentos que conozcas. Cuándo vayáis a Santa Pola y te pregunte ¿Cuánto queda? Hazte el sordo, no le contestes... es más, si estás de copiloto arrójale el bolso para atrás como si de hecho, no estuviese allí. Que te vea leer, haz que lea puesto que leer es un buen preventivo contra cualquier viso de ser gilipollas en esta vida. Háblale de las relaciones humanas, del amor y el sexo, que por mucho que te pueda espantar, el sexo pertenece a este mundo y tu hijo lo va a experimentar más pronto que tarde y es bueno que vaya avisado para que no se acostumbre a lo de internet.

Expón a tu hijo al fracaso, a la frustración y a ser paciente desde pequeño, sino quieres que sea un Morenito19 de la mierda, incapaz de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, de entusiasmarse con lo sutil y que se cabreará cuando no pueda PASÁRSELO BIEN YA ¡YA! Ni el jefe de la empresa, ni ese tío del bar que hace karate, ni las mujeres normales, ni los foreros de 3dJuegos leídos, ni los blogueros mediocres vamos a tener la más mínima paciencia con los Morenito19 del futuro.

Que quizás no le guste No Man's Sky ojo, tiene todo el derecho... Pero por lo menos habrá tenido la paciencia y decencia de documentarse bien para saber que se está comprando y no le pegará a su profesor cuando le exija repetir un trabajo. La paciencia es una virtud, la mayoría es idiota, y no le puedes vender No Man's Sky a la mayoría. Esa mayoría querrían que el juego empezase ya en el dichoso centro del universo.

Y si has leído hasta aquí, comprenderás que no tienes ningún motivo para hacerte el ofendido, precioso.

martes, 9 de agosto de 2016

Stranger Things es una carta de amor a Dungeons & Dragons

SPOILERS. TOCHÍSIMOS. HUYE, INSENSATO.

Opaí, desde Jerez de la Frontera y con cariño. Me acabo de ver Spielberg Kings, Stranger Things, así de una tacada... Niños, bicis, moqueta, paneles de madera en el salón, paneles de madera en la ranchera, neones, comunistas, un diner, un bosque, Golf MK1, peinados que no sé si me espantan o me enamoran, gafas de pederasta, Carpenter, Joy Division, Cristal Oscuro, Nike, Atari.

¡Buah Sergio, mírate esta serie, es tope ochentera! Cuando vi que algo así se estaba cocinando en Netflix me dije a mí mismo: Como esto no tenga la mítica referencia a D&D, es ochentero mis cojones. Ochentero mis perfectamente ovalados, no muy grandes y gracias a dios nada colganderos cojones.

Se te carda la calva y lo sabes.

Porque veréis, D&D mola. Es oficial. Ha molado desde que se inventó y seguirá molando. Ha tenido mejores o peores ediciones, momentos buenos y malos, pero molará para siempre, como Hulk Hogan. Es más, dadas las características de la historia de D&D, sus orígenes e historia, me atrevo a decir que es imposible la no-molancia de D&D. Y es imposible la no-molancia de Hulk Hogan, con escándalos racistas y todo, lleva la alopecia con mucho más estilo que el cantante de Poison y eso se lo hay que reconocer.

D&D forma parte intrínseca de la cultura americana, como el punk, el jazz, la super bowl, la cocaína, la obesidad,  el miedo a todo lo diferente (y gratis) o ignorar a los pobres. Mi profesor de inglés en la facultad era Kevin, un señor de Boston que se pasó los 80 tirando dados. Me hablaba de clubs de D&D en todos los institutos y universidades, de torneos y de anuncios en cada cómic que se compraba.  

Igual que Kevin conoció D&D leyendo The Amazing Spiderman, yo conocí D&D a través de Baldur's Gate y muchos chavales y no tan chavales conocerán D&D a través de Stranger Things. Muchos ya lo han conocido a través de Big Bang Theory, es así. Ahora mucho hipster que busca molancia en cada cosa que hace (muchas de ellas contra culturales claro) ve que la superproducción de moda saca pecho con eso "del rol", y se interesa por el juego. El 80% de ellos se interesarán para hacerse una foto para el instagram #80s #demogorgon #tengocarenciasdeafecto, el otro 20% serán roleros como tú y como yo. ¿Qué más da? Sé feliz joder. Soy feliz, aclaro que soy feliz. Mañana no madrugo, tengo una esposa genial, mi familia me quiere ¿Os he hablado ya de mis testículos? Es que luego la gente se preocupa.

Mi madre sin ir más lejos me ve una persona mucho menos preocupante al ver que las cosas que yo hago con mis colegas también las hace Sheldon Cooper, y parecen divertidas y son aprobadas por el gran público en forma de risas enlatadas. Eso ha hecho más por normalizar esta afición para ella que años de "Mamá, muchas personas juegan a esto, no pasa nada porque juguemos ocho horas seguidas. Sí, llevo casco de Vikingo. Vaaaale. Cierra. No gracias no cocines. Se dice naaaaaaaaaagets. Ya friego yo mañana. Vale. Gracias."

¿Nunca te ha parecido bochornoso como en "Cero en Conducta" el concierto final de KISS se reduce a dos estrofas un estribillo y fin ya rompen todo y todo el mundo se comporta como si fuese aquello el desmadre, que Peter Criss tira las baquetas y la ostia? No estás sólo amigo. Eso es lo que sucede cuando hay que pasar algo por el filtro del rebaño general, para que no se asuste y se ofenda la gente, un guiño y hala, no vaya a ser que la señora de cuenca se nos asuste y la productora no ponga la pasta.


Pero Stranger Things... no es un simple guiño a D&D, la clásica referencia afectuosa más o menos acertada que tenemos en Bob Esponja, Gravity Falls, My Little Pony, El laboratorio de Dexter, Hora de Aventuras, The IT Crowd, Family Guy, Big Bang, Futurama, Regular Show, ET, That 70's show, Dos hombres y medio o Buffy Cazavampiros. No. Es que la serie empieza, vuelve, vuelve otra vez y acaba en D&D y es una gloriosa carta de amor al hobby y a sus dorados años ochenta. Y el que no sepa a qué están jugando esos niños, que espabile. Esto no es un guiño, es el baile de Salma Hayek. Ese baile. Corre ve y busca el baile anda, así a lo interludio. Ves, eso se hizo bien, no como lo del puto Peter Criss.

Fue glorioso ver que en la primera escena con la panda tope, los goonies, los niños exploradores, el club no-homers de turno está jugando a Dragones y putas Mazmorras en el sótano como dios manda. Porque no podría ser de otra forma y de hecho los hermanos Duffer reconocen haber escrito esta escena antes que nada. Los niños guays de los 80 jugaban a rol. Sí, lo siento. Ellos más. Sí te traumatizaste con lo que le pasó a Optimus Prime ya sabes donde y esperabas cuatro horas a que cargase el Spectrum, pero nunca pasaste un finde encerrado en un desván... jugando a matar dragones en profundas mazmorras, pues eres como un cupcake sin cereza en esto de ser friki. Deja que los que han muerto y resucitado en las profundidades de Bajomontaña saquen pecho y se miren con aprobación por esta vez.

Pero es que ya es obvio. OBVÍSIMO, que los niños de esta serie saben lo que son las tortugas ninja, los cazafantasmas y Star Wars... ¿Cómo carajo no iba a haber guiños a Star Wars o al cubo de Rubik? Sin embargo, salir viendo STAR WARS es fácil. Mi abuela ve Star Wars, Pablo Motos ve Star Wars... Esto suena elitista,  pero hay que entender que cuando alguien nos vende un personaje friki porque ve Star Wars... y se supone que nos tenemos que sentir identificados, nos da por culo. Es como cuando en Los Serrano nos vendían Estopa como concierto de rock desfase y nos teníamos que sentir identificados. Venga...

Ellos más, los chicos de esta serie juegan en otra liga y por eso Stranger Things arriesgó tirando de la referencia cultural ochentera más sub-cultural: Dungeons & Dragons, y la trata con amor y respeto. Sería tan anticlimático que los niños no saliesen jugando Dragones y Mazmorras en Stranger Things, como lo sería que no hubiese música con sintetizadores. Los 80 sin D&D son una mierda de 80s. Normal que a los Goonies les fuesen a demoler la ciudad, porque estaba tan alejada que en el 85 no les llegaba el camión de TSR.

Y no sólo juegan D&D, si no que juegan BECMI. Esto es fan service ya.

En toda esta gran referencia que es Stranger Things a esta generación y a esta afición, he visto varias cosas con las que me he sentido enormemente identificado y que los hermanos Duffer han escrito así a propósito para que esto suceda, porque ellos mismos se han pasado los años 80 a ostias con el Demogorgon. Mirándola con detenimiento, roza el documental de lo que fue y es, la experiencia que supone jugar a D&D. La experiencia que supone juntarse con los amigos rodeado de comida basura para dejar la bola de fuego guardada hasta la última batalla y que te maten antes de poder lanzarla. Y esto se nota en que por ejemplo...

1. Organizar la "campaña" les lleva a los chicos dos semanas.

Para empezar dicen campaña. Podrían decir partida, o juego... Para que lo entienda hasta Peter Criss, pero Mike dice campaña, que es un término que ya quieras que no, tienes que conocer. Para los extraños una campaña es una partida que necesita de varias sesiones para resolverse, como una serie necesita de varios capítulos. Que digan campaña puede no parecer importante, pero lo es, significa que la serie está apuntando a cierto tipo de espectadores.

Todo máster de D&D acaba montando una campaña tarde o temprano, porque todos le pillamos cariño a nuestros personajes y las buenas historias necesitan su tiempo... Y organizar una campaña requiere de mucha fuerza y paciencia. Esto es así: Matar al Demogorgon será jodido, pero comparado con preparar la partida y reunir a los colegas... vamos, me parto la caja del Demogorgon y de la Demogorgan.

2. La partida se les alarga hasta las diez horas, y no les llega.

D&D es el único juego al que puedes jugar diez horas seguidas sin aburrirte, dar asco o sentirte fatal cuando te acuestas como nosferatu al escuchar que tu madre se levanta para currar. ¿Monopoly? No ¿Póker? Nop ¿Teto? Nada. Sí amigo, diez horas y sí sin aburrirte. Si te aburres jugando a D&D, ya lo harás en el primer minuto y significa que no tienes la paciencia, imaginación, curiosidad ni el gusto por que te cuenten historias necesarios, probablemente no te contaban cuentos de pequeño y sólo leías libros obligado. Seguramente no hayas llegado ni hasta aquí leyéndome así que te puedo insultar mira: Asqueroso, zafio, malatote. D&D no es un mecanismo opiáceo de clic y recompensa, D&D no tiene risas enlatadas para que sepas cuando estás autorizado a divertirte, es un juego que requiere de concentración y esfuerzo para disfrutarlo.

Pero si te enganchan las buenas historias y te gustan un mínimo los videojuegos o los juegos de mesa... Bostezarás de extenuamiento y sufrirás calambres musculares antes que llegar a aburrirte. Esto les sucede a los chicos en la serie cuando "no sabían que les iba a llevar 10 horas", porque ESTO NOS PASA A TODOS SIEMPRE.

3. Los chicos dibujan a sus personajes por puro placer, y lo hacen bien.

Todos los que jugamos a D&D acabamos dibujando, o escribiendo, o ambas. Es una de las cosas que más me encantan de los RPGs, personas que jamás han dibujado o escrito una historia se pondrán a ello sin darse cuenta, porque el propio juego fomenta estas actividades artísticas. Dibujarás mapas, monstruos, armas... Will dibuja a su mago y al resto del grupo de aventureros de su campaña y Mike guarda varios de esos dibujos. Todo Dungeon Master agradece que un jugador ilustre una campaña, dibujando las hazañas y desgracias de los jugadores.

4. Nadie lanza una bola de fuego a la primera de cambio... es algo a considerar.

La bola de fuego es el ford mustang de los hechizos. Un concepto sencillo: Bola. De fuego. El problema es que este hechizo tiene la misma capacidad de solucionar problemas que de causarlos. La bola de fuego explota, hace mucho daño, prende fuego a todo y tiene onda expansiva... cumple lo que promete, pero lanzar meteoritos en una angosta mazmorra semiderruida suele ser imprevisible, cuando tus compañeros están cerca.

Y por supuesto, todo el mundo le dice al mago lo que tiene que hacer, constantemente. Y es que la magia es poderosa de verdad. El guerrero ya puede hacerlo fatal, lanzándose a la muerte como un idiota, pero le dejan en paz. ¿Eres mago? Te van a mangonear más que a Peter Criss.

Como supone Mike, si lanzas una bola de fuego de primeras en vez de protegerte a ti mismo o a tus compis con cualquier hechizo de protección, sabes que ese chaval es un fucker y que no se anda con tonterías en la vida. Bola de fuego significa "A tomar por culo", y es una forma de enfrentarse a muchas situaciones.  La próxima vez que te toquen los webs... prueba bola de fuego, en vez de lanzarte tantos hechizos de autocompasión. Pero luego no me vengas a echar la culpa si te quemas.


5. Mike no dirige usando sus preciosos libros. Tiene una carpeta archivadora desvencijada y caótica llena de fotocopias, dibujos, esquemas y mapas que sólo el y nadie más entiende, adornado con notas en todas partes, folletos de pizzerías, algún cómic y logos de bandas y cómics pintarrajeados por ahí. 

Cuando era prepúber, los libros de rol eran tesoros que me leía y releía y luego se guardaban en la estantería. Mi economía me permitía comprarme un par de libros al año... así que imaginaros. A la hora de jugar, carpeta. Todo va para la carpeta y todo sale de la carpeta. Sesión a sesión según se va jugando la campaña, esa carpeta se convierte en un tomo del puto mal, en un grimorio del metal con olor a pegamento Pritt y Risketos.

Y sí, cuando hay duda o algo se presta a la discusión... la respuesta estará en la carpeta. Ah, y todos nos hemos hecho un tablero casero o hemos improvisado una pantalla para ocultar nuestras miniaturas y tiradas con un archivador de nuestro padre, al que le hemos puesto dos bárbaros de un Espada Salvaje viejo con unos clips.

6. Hay reglas del grupo, que van más allá del juego.

Y no me refiero a cosas como "Nosotros jugamos con miniaturas, nosotros no... etc". Con los nervios tiras los dados fuera de la mesa... ¿Eso vale? ¿No vale? ¿Vuelves a tirar? Para Will y Dustin no vale, no porque el dado cayera al suelo, sino porque Mike no lo ha visto. Aunque luego Will confiesa que saco un 7. Y es que hacer trampas en el rol no es el pan de cada día como en otras formas de ocio. Es como hacerlas en el gimnasio o haciendo dieta, tan inútil como miserable.

7. Hablan de sus hazañas en D&D como si de la vida real se tratase, y han aprendido lecciones de vida jugando al juego, que jamás olvidarán.

Alex de la Iglesia dice que dejó de hablar a un colega que le dejó tirado contra un Contemplador en una mazmorra, argumentando que el que te hace eso en D&D te hará eso en la vida real. Esto es cierto como la vida misma. Empírica y absolutamente cierto como que hoy es hoy y ahora es ahora. Es un axioma. De hecho mucha gente aprovecha los juegos de rol para comportarse como los hijos de puta que son en realidad. O simplemente aprovechan para desahogarse... Es terapéutico, un jugador de rol resentido con la vida pasará de ayudar a los pobres campesinos, exigirá una compensación por todo, o le partirá la crisma al primero que vea explotando a sus empleados, un pesetero tacaño exigirá más monedas de oro porque él ha hecho más y etc etc.

Los chicos de Stranger Things son amigos, y tienen acordado no separarse y mantener el grupo unido ante todo, tragándose el orgullo de modo que el que la haya cagado tenga que pedir disculpas y tender la mano a la parte ofendida. Y Dustin argumenta que esto es necesario porque "Recordáis lo que pasó en Bloodstone Pass? No nos pusimos de acuerdo en que camino tomar, dividimos el grupo, y esos trolls nos machacaron uno a uno".

D&D fomenta el trabajo en equipo, la cadena de mando horizontal, la división de tareas, identificación de problemas y toma de decisiones difíciles. Sólo hay que poner a cuatro puretas que vengan de jugar al tute y al fútbol a jugar D&D para verlos discutir para ver quien... gana. En D&D no ganas, es como la vida real, simplemente sales adelante para luchar otro día. En más de una empresa que he trabajado he visto una falta grave de compañerismo, esa gente necesitaba vérselas en Bloodstone Pass. Está demostrado que la única forma de vencer a los trolls, es estar bien cerca de la gente que te quiere.
Asi es, es lindísimo. Como un mollete de antequera.

8. Describen a la gente en términos del juego... "Os habéis comportado como unos goblins con Inteligencia 0".

Sabes que lo has hecho alguna vez. Te han preguntado si aquella chica estaba bien y has dicho "Carisma 13... bueno 15" y lo has dicho sin descojonarte, tan ancho. Lo cojonudo de esto es que con este sistema, los versados en el juego sabemos perfectamente cómo es alguien con carisma 13 o con carisma 15 y los que no tienen ni idea no se enteran de nada ¡Genial!

Has incluso gritado "¡Crítico!" cuando algo te ha salido especialmente bien, has manifestado "subir de nivel" tras practicar mucho alguna disciplina, y otras cosas que ya son tan frikis que vergüenza, vergüenza me dan ya de escribir aquí. No valen para contar.

9. Los chicos que juegan D&D se llevan guay con los profes, escuchan a los Clash y se han leído El señor de los Anillos antes de cumplir los 13 sin despeinarse. 

Vaya, yo también tenía 12 años y también jugaba rol. Y vaya, yo también me había leído ya El señor de los Anillos y no escuchaba a Upa Dance precisamente. ¿Casualidad? No lo creo.

Y Xan Cinza, si alguna vez lees esto, gracias por recomendarme a Robert E. Howard en segundo de la ESO tras confiscarme aquel mapa que estaba dibujando en clase de Sociales. Hiciste por mí mucho más de lo que imaginas.

10. Aunque la última partida haya ido mal, se vuelve a jugar. Aunque sea navidad. Sobretodo en navidad.

Aunque te hayan secuestrado seres interdimensionales y en la última partida hayas fracasado estrepitosamente, sabes que volverás a jugar. ¿Que es nochebuena? Pues villancico y hala, a matar orcos que hay que acabar bien el año.

Mike saca un monstruo nuevo y listo, tiene a los chavales acojonados otra vez... y cuando acaba la campaña los jugadores se quejan de mogollón de cabos sin atar, porque Mike dirige con frases recurrentes y cierta inseguridad, es novato... ¿Dije que era el fin? Quise decir el fiiinde que viene quedamos otra vez e investigamos lo de las flores de la cueva.

Y por supuesto, si tienes sótano, o desván, cobertizo, azotea... se juega allí. Hay un campo de atracción cuántico que atrae a los frikis a sitios así. ¿Que tu salón es muy cómodo? Que te folle un pez, salón dice...

La navidad apesta cuando la organización criptofascista de turno te confisca el manual de monstruos.

Bueno, quiero decir que todo esto lo he escrito a mi manera, o sea sin documentarme un carajo y sin pararme a repasar la serie... pero seguro que hay muchos más guiños y cosas que habéis visto por ahí. Comenten, comenten abajo y lo vamos hablando con calma.

Yo tengo 29 años, no tengo recuerdos de los 80, no me quiero ni imaginar lo que os puede haber parecido a aquellos que estabais jugando en el 83... Pero a mi esta serie me ha parecido un regalazo y una carta de amor a los que soñamos con ET, nos acojonamos con IT y nos da puto asco OT.

lunes, 4 de julio de 2016

Clásicos del Mazmorreo, ahora sí que sí!

Opaí. Tú y yo lo sabíamos. Me llena de orgullo y satisfacción lo que está pasando con el panorama friki en este país. Por un lado, Nosolorol se acaba de marcar un juegazo de "Hora de Aventuras" que es una pequeña joya. Lo resumiré en que es un juego con su alma propia, no es jugar a D&D en broma interpretando a un ser hecho de chicle y ya está, no. Merece la pena tanto como para iniciarse como para jugar a él si llevas 30 años tirandos dados, está hecho con mucho cariño y esfuerzo por que evoque a la serie como una constante. Nosolorol, que ha fichado a la gran ilustradora Esther Sanz, con la que tuve el placer de jugar a Vampiro en una ocasión. Nosolorol que no paran de currar y mejorar con cada libro que sacan ellos o bien ConBarba. 

Por otro lado, la OSR lejos de morirse da sus coletazos y se impone en ella una moda, un rollito de space opera, sci-fi, que mantiene la sencillez y lo cañero de la vieja escuela pero llevado a las estrellas y a los láseres. Ya había láser en la OSR, pero ahora es en serio... todo lo en serio que son los trajes espaciales hechos con la pecera de tu abuela, vamos. Así tenemos productazos como Space Dragon y Mutant Crawl Classics y cómo no, tenemos abanderado nacional, la Marca Estelar, que se viene con el chache.
Parenting: You're doing it AWESOME.

Pero el clímax, el amén, the cherry-on-top es lo sucedido con Clásicos del Mazmorreo. Considero al equipo de Other Selves-Phlogiston Books mis amigos. Entendedme, no es que cuando Velasco esté de bajona agarre el coche y me plante en Madrid con un pack de birras y una caja de percebes... pero son personas a las que he cogido mucho cariño y de las que soy fan. Leyendo sus blogs (tanto "Siempre ha habido clases" como "Petrificación o polimorfia") me animé a empezar con el mío. Y descubrí DCC, me descargué aquella beta traducida capítulo a capítulo y el resto es historia. 

Ese juego era especial, se sentía especial y ellos eran la punta de lanza de la comunidad en nuestro idioma. En algunas tiendas que pisé, a veces ni siquiera habían oído hablar del juego, se pensaban que era un retroclón más u otro Hackmaster con reglas hasta para defecar de campo. Por foros y blogs se comentaba que se necesitaban dados especiales o que era un sistema para jugar One-Shots. Había mucha confusión en torno a un juego que toda una generación descubrieron como "Su verdadero D&D Next". Me subí al carro en la tarea de hacer proselitismo de la palabra de Goodman, y aquí estoy hoy.

Y con todo lo gayer que suene, les vimos crecer. De postear entradas en sendos blogs, a montar sello editorial, a publicar aventuras que lo petan y a unir estandartes con Other Selves finalmente, para la batalla final: Traer exitosamente DCC al segundo idioma más hablado del mundo o sufrir la consunción arcana más espantosa de manos de Goodman. He de decir que tal alianza no podría haber sido más natural y lógica. Se les nota química, que es lo más importante. Por un lado Jose y Velasco se enfrentaban a una tarea ciclópea en la que toda ayuda era poca. Y ellos afirmaron en varias ocasiones que Goodman quería que una editorial de probada profesionalidad se encargase de su bebé. Me atrevo a decir que en este sentido Rodrigo fue clave, y me atrevo a decir que no es coincidencia que el sello que nos trajo Ryuutama desde Japón sea el que nos traerá CDM desde el planeta púrpura. Por otra parte, el ya genial catálogo de Other Selves se lleva un buque insignia: el Santísima Trinidad de la OSR, un juego tan honesto en su planteamiento editorial como arropado por la comunidad. 

Me hubiera jodido sobremanera que la aventura de CDM hubiese fracasado o hubiese pasado sin pena ni gloria, la verdad. Así que me encanta ver a estos caballeros sonriendo, porque entiendo que llegar a casa del curro, para ponerse a currar más en algo que no sabes como puede acabar... no es fácil. 

Si eres rolero y no has participado en el mecenazgo aquí tienes varias razones por las que tienes que ir corriendo a ESTE LINK y arrojar billetes como un loco. 

1. Este juego es una maravilla: Puedes leer mi reseña pormenorizada aquí., así que no me voy a extender mucho. CDM es un juego de mazmorreo diferente, con una personalidad y estilo propios. Te lleva a los orígenes al tiempo que te sorprende con cosas nuevas, pero con cosas nuevas que se agradecen. Estarás jugando en cuestión de minutos. Se siente cómodo y familiar pero al mismo tiempo, cada hechizo te sorprenderá, cada monstruo te sorprenderá... Yo he enseñado a jugar a rol con CDM y he hecho pasárselo teta a viejos jugadores de AD&D en una misma partida. Poder jugarlo en tu idioma es un lujazo. Créeme, que yo he tenido que traducir hechizos en medio de combates para mis jugadores... 

2. Este LIBRO es una maravilla: Quizás ya tienes tu sistema de mazmorreo ideal, o sabes que a tu grupo de jugadores este estilo ni fu ni fa. Pero CDM no es un manual de reglas. Es por un lado, un libro de arte. Por otro, es un ensayo sobre la afición en general que te puede dar mil ideas y hacerte reflexionar sobre como diseñar contenido para tus partidas o cómo afrontar ciertas cosas. Y por otro, es una caja de herramientas llena de tablas y material que puedes importar a tu juego sin esfuerzo alguno. Me parece que 500 páginas de genialidad en tapa dura a 45€ es un regalo del cielo. 
El libro en castellano está basado en la 4ª reimpresión del manual que está corregido y pulido hasta la perfección en temas de erratas, redacción y maqueta, trayendo ilustraciones nuevas y hasta una aventura extra. O sea, esta es la mejor versión del manual posible.

3. Te puedes fiar de Goodman Games: Goodman no va a sacar una edición en caja con miniaturas el mes que viene para interrumpir la línea cuando vea que no vende un churro. No vas a necesitar trece suplementos para poder jugar hasta el nivel máximo para ver que cuando los tienes todos te cambian de edición. En 2012 salió el manual y ahí sigue y ahí seguirá. CDM es un producto built-to-last, sin obsolescencia programada. Toda la línea editorial consiste simplemente en aventuras más o menos densas y largas, desde simples mazmorras hasta auténticos escenarios de campaña en caja que valen cada peseta que cuestan. Madre mía, si hay editoriales que se han creado expresamente para publicar material para CDM. Y Goodman pone mucho cuidado en huir de aventuras del montón, planas... hay módulos que como digo yo, se dirigen sólos, se quedan grabados a fuego en la memoria de los jugadores.


4. Un mecenazgo sin chorradas: Y lo digo por experiencia, que soy de la generación Heroquest 2X aniversario. Un plan sencillo y conciso para que todo salga bien. Las recompensas son el mal, y esto te lo dice cualquiera que se haya visto metido en varios crowfundingesens. Para un servidor la recompensa es que este producto salga al mercado y por eso soy mecenas. Si te gustan los juguetes como a mí, pues tienes unos dados chulísimos. Hala. Nada de si llegamos a 30.000€ os enviamos a todos los confines del planeta un kit de costura de CDM, si llegamos a 700.000€ te invocamos una princesa guerrera de marte adolescente en tu casa. Yo prefiero las sorpresas a las promesas. Y si al final, dentro de cada manual puede ir un marcapáginas de regalo, pues mejor será eso que luego la princesa de marte no le guste como me queda el pisto a la extremeña. Eso duele.

5. La comunidad: Hay material gratuito para jugar toda una vida a CDM, cosas loquísimas y totalmente geniales. Estoy seguro que con el juego ya en castellano, la cantidad de material patrio que veremos para CDM se disparará, y ya no sólo de manos de Phlogiston Books que dejó muy claro su nivelazo con su inaugural Los Salones Verticales, que también anda por el patronazgo por si queréis volver locos a vuestros jugadores.
Además... ¿Qué otro juego de rol hace giras mundiales, como Slayer? Barrunto que si el patronazgo sale cojonudamente, el paso siguiente será la Gira Nacional de Clásicos del Mazmorreo. Esto es, torneos. Sí, como en los 80. En principio será que dirijas una partida en tu Castellón natal y a los jugadores que sobrevivan a la mazmorra les premies con pegatinas y marcapáginas. Después ya se harán festivales de metal extremo y concursos de mazmorreo infantil presentados por Bertín Osborne.

En fin. No puedo expresarlo mejor. Del mismo modo que si te gusta el vino y tienes una buena bodega, habrá ciertos vinos que tienes que tener sí o sí, lo mismo sucede si eres rolero con CDM. El epítome de la OSR en el idioma de Cervantes, necesita un sitio en tu estantería aunque sólo sea para fardar. Vamos, no puedo concebir una situación por la cual te guste el rol, la fantasía, y este producto no te satisfaga. Bueno sí, pero me la callo porque luego soy un faltón y un nazi. Te recomiendo apostar por Other Selves-Phlogiston Books, con todo el corazón. Si me crees una persona con un criterio mínimo en esto de rolear, confía en mí cuando digo que de lo que te vas a arrepentir es de no tener tu copia de Clásicos del Mazmorreo.

Así que chavatares,  alzo mi 1906 por el buen momento que estamos viviendo. Por mi parte, tengo material para este juego tan loco y de carpeta teenager, que me da vergüenza publicarlo (supongo que por eso Zak nos enseñó a todos la pirola, para romper el hielo y luego ya publicar tranquilo) pero acabaré cediendo porque esto va cuesta abajo y sin frenos. Os mando hype, hypeeeeeeeeeeeee!!!!!

viernes, 10 de junio de 2016

Improvisar. En el rol.


Opaí. En mi entrada "Decálogo de buen hacer", defendí que lo que tenía que hacer un máster en última instancia era más jugar y menos preparar. De hecho comenté que era la piedra filosofal del rolero adulto, cité un genial artículo de la frikoteca sobre tener preparada la aventura de mañana, y en resumidas cuentas, defendí esto de MAÑANA JUGAMOS como el mantra definitivo para que tu afición al rol sobreviva.

"Ante la duda: Se juega. Nada ni nadie es imprescindible, lo imprescindible es jugar. Ponte objetivos más pequeños, y el objetivo principal es jugar."


Hay gente que entendió que quise decir que no hay que preparar las partidas, que hay que jugar sobre la marcha y que había que ponerle pocas ganas a la preparación de la partida. Y supongo que me expresé mal porque... sí que quería decir esto, pero esto sólo lo puedes hacer si sabes, y puedes, improvisar. Claro mujer...
Y tuve conversaciones semejantes a raíz de mi última entrada sobre Dungeon World, que defiende este estilo sin guión, improvisado y sobre la marcha, de jugar a rol. "Jugar para descubrir que sucede".

Tengo amigos en bandas de rock, metal y sucedáneos que se pasan la semana ensayando para sonar como apisonadoras en directo, para clavar los temas. Luego lees cosas como que yo que sé, Iron Maiden, no ensayan. Al menos no ensayan tanto como los grupos noveles, que se enclaustran antes de tocar en Casa Pepe. Los Maiden viven cada uno en su casa, juegan con sus nietos, y cuando les preparan una gira mundial de cuarenta fechas, pues ya entre la grabación del disco de turno y los primeros cinco conciertos, resolverán sus dudas. Es lógico, son músicos de nivel chorromil.

¿Quiere decir esto que Iron Maiden defienden que ensayar es de maricas? No. O sea, sí es de maricas, pero es que llevan ensayando media vida y ya no lo necesitan. Por ahí va lo que quise decir.

Alfombra persa cutre. +3 a ensayar. 

Otro ejemplo, que sé que os gustan. Foreman entrenó mucho más duro que Muhammad Alí (hasta el punto de cortarse un ojo y tener que aplazar la pelea). Foreman venía de nosecuantos combates invicto y Alí venía de nosecuantos años sin boxear por mandar a la mierda al ejército y al tío Sam. Foreman era favorito. Y Alí aunque se pasó medio combate en las cuerdas, estuvo peleando SU pelea desde el primer minuto, poniendo el público contra Foreman, provocándolo constantemente e incluso dejando caer todo su peso sobre él en los clinchs para cansarlo. Alí tenía 32 años y Foreman 25. Tablas, tablas, tablas.

¿Escucharemos decir a Muhammad Alí que no hace falta entrenar? (Empecé a escribir esta entrada cuando Alí estaba vivo vale? La gente la palma antes de que acabe de escribir, vale?) No, pero era obvio que por mucho que entrenase no iba a ponerse al nivel físico y de testosterona de un chaval de 25 años que venía de vencer a medio mundo... de ahí que se relajase un poco más, entrenase lo justo y necesario, y se dejase ver paseando por las áfricas tan relajadamente, para consternación de Foreman.

Obviamente no me comparo en nada con todos estos genios, pero conozco mis límites. Para lo bueno y para lo malo. 

Del mismo modo que Iron Maiden o Ali ya no necesitaban la exhaustiva preparación que quizás otros sí, yo si puedo improvisar media partida, sin que nadie se entere y obteniendo un resultado igual (o incluso mucho más divertido para mí) que habiendo preparado la misma partida de forma concienzuda, pues optaré por improvisar. Ya preparé muchas partidas de forma concienzuda durante muchos años.

Improvisar no es improvisar. Lo que hacemos casi todos cuando improvisamos es tirar de recursos, de base de datos. Llevas 30 años de vida viendo pelis, series, jugando a videojuegos, leyendo libros, cómics... Tienes miles de personajes, tropos, clichés y atajos narrativos en la cabeza, y es bueno clasificarlos mentalmente y saber usarlos. Llevas quince años haciendo partidas de rol, por lo que cuando te pregunten... ¿Has preparado esta partida? Tienes que responder: Llevo quince años haciéndolo.

Porque además, no hay preparación de partida que sobreviva a tus jugadores. A los míos por lo menos, no. A no ser que tus jugadores sean borreguitos, o que tu trabajo sea verdaderamente ciclópeo y seas el máster a sueldo del hijo friki de algún jeque en Dubai.

Así que imagínate que tienes que preparar una partida para mañana cuando salgas del curro... Podrías no dormir y llevar una partida memorable, medida al dedillo. O puedes relajarte y disfrutar un poco de la improvisación.

Así que aquí van los trucos que yo utilizo en la mesa para improvisar,¿Los iré improvisando sobre la marcha? ¿He improvisado esta entrada? ¿Se hará un peliculón basado en la obra de Lovecraft algún día?

Póntelo fácil

Para improvisar bien, es curioso como hay que dejar cuantas menos cosas posibles a la improvisación. Es como rezar el rosario para aprobar un examen. Puede funcionar, pero el efecto se nota mucho más si atiendes en clase, estudias ocho horas todos los días, descansas bien y desconectas totalmente los dos días antes del examen. Una cosa loca. Yo me planteo improvisar a dia de hoy, porque llevo años preparando las partidas como el cura la misa. Hoy las metáforas me salen así litúrgicas.

Obviamente si estás en unas jornadas dirigiendo un juego que no conoces a unas personas que tampoco conoces en absoluto, ponerse a improvisar es pegarse un tiro en el pie. Huye de ahí y de paso roba algo de la segunda edición de Warhammer.

Improvisarás con ese juego que domines, con ese libro que no tienes que abrir para nada durante el transcurso de una partida... bien porque te lo sabes de memoria, bien porque aquí las reglas las pones tú, no un libro de mierda. E improvisarás con esos jugadores que conoces, que sabes por donde van a tirar, lo que les motiva y lo que les espanta. Si tienes a ese jugador que tira de los demás, ese coach del rol, ponle aquello que más le tire como una zanahoria delante de la nariz. Si les gusta combatir, pues ponles combates interesantes. Si les gusta investigar, tira de una localización misteriosa a explorar.

Es más, improvisarás aún mejor en un entorno que conoces. Ya sea en tu casa o en casa de tu mejor colega, sabiendo que la nevera está llena de cerveza, que mañana no hay que madrugar y que la niña ya duerme como un tronco.

En definitiva, lo que quieres es dejar el máximo porcentaje de tu CPU mental a la historia, que es con lo que queremos improvisar. Con eso, y con solucionar lo de la cena. ¿Me estás diciendo que no puedes improvisar una tarde de mazmorreo divertido jugando a la Marca del Este sin apenas preparación? Quita anda, quita... Que no te lo crees ni tú.


Pónselo difícil

Dales ayudas de juego a tus jugadores. Los típicos mapas y algo de información genérica sobre el contexto. Y ya está. No tomes notas, ni apuntes, ni les des consejos ni fuera ni dentro del juego. Ni dibujes mapas ni les plantees estrategias. Quieres que sean ellos los que se ocupen de esto, ¡Tu estás a lo tuyo! Describe lo que ven. Si no se acuerdan de llevar antorchas, que se jodan. Si no preguntan por los rumores locales y se enfrentan a la bestia sin el tónico especial que hace falta para poder matarla, que se jodan. Si no buscan trampas, que se jodan. Que se jodan que se jodan que se jodan ñeñeeñeñ.

La única manera de perder jugando a rol, es siendo un jugador vago. Cuando los jugadores ven las cosas fáciles, se diluyen y se vuelven vagos. Y no se paran a planificar las cosas... el ritmo se acelera y te obligarán a improvisar más y más rápido. Si son vagos y no reciben castigo... serán más vagos, dejarán de ver dificultad y... se aburrirán. 

El remedio: Ponlos contra las cuerdas YA. Para que se generen situaciones jodidas, para que tengan que tomar decisiones difíciles, discutir entre ellos, y se implacable con los despistes. Que les cuesten algún que otro personaje o valiosos recursos. 

Vamos, hazles ver que se lo tienen que currar... que estamos muy acostumbraditos a tenerlo todo YA. Si no consiguen buenas respuestas porque no hacen buenas preguntas... ¿Qué tienen que hacer? Exacto. Joderse.

¡PERO SERGIO, ESO PUEDE ESTROPEAR EL RITMO E INTERÉS DE LA HISTORIA!

¿Quieres ritmo e interés? Cárgate a medio grupo en cuanto pisen la mazmorra, y quédate con cara de póker. Y no les digas... "Deberíais haberos dado cuenta de que..." ni "lo siento, es un lugar muy peligroso"... Nada. Que se jodan. Toma interés. Ya has bajado el ritmo, ya los tienes centraditos. Ya puedes improvisar más cómodo.


Necesitas contenido con alto rédito jugable

Aunque me gusta improvisar, nunca lo hago al 100%. Siempre llevo un 25%-35% preparado de antemano sobre el que voy a descubrir muchas cosas junto a mis jugadores. A veces más, a veces menos... pero teniendo siempre como mínimo hasta mañana para preparar algo, pues algo te lees o algo se te ocurre.

Tienes que improvisar, y tienes que arrojar algo a la mesa que con el menor esfuerzo posible de lugar al máximo número de horas de diversión. ¿Te acuerdas de ese examen del antiguo régimen en historia, para el que no habías estudiado nada pero le escribiste al profesor dos folios por las dos caras de los tres mosqueteros y al final sacaste un 7? Pues esto es lo mismo.

Empezar una partida en la que vas a tener que improvisar mucho, con por ejemplo un acalorado debate con el príncipe vampírico local y su corte, es generalmente mala idea ya que:

1. Todos los jugadores pueden lincharte a preguntas, que tendrás que responder (como varios personajes a la vez) improvisando sobre lo que improvisas... o negarte a responder, casi peor.

2. Una negociación en sí no puede alargarse mucho... O te marcas un monólogo de actor digno de casting o tendrás que cambiar de escena rápidamente. Ambas opciones apestan.

3. Vamos, una mierda de idea.

Sin embargo, piensa la siguiente partida... Necesitamos muy pocos elementos:


1. Un mapa de una estación espacial abandonada. Te lo puedes bajar en minutos. Seguro que hasta hay algún módulo ambientado en una nave con descripciones y cierto trasfondo que te puedas leer en media hora. Piensa una historia en líneas generales de lo que ha sucedido en la nave. No te quedes calvo pensando la historia que total no vas a ganar un pulitzer y todo está inventado.

2. Una tabla de encuentros extraños y peculiares sobre esa estación abandonada, unos más densos que otros... desde un cadáver que ha sufrido una desconocida reacción química, hasta un superviviente lunático. Venga, esto nos lo vamos a currar y le vamos a meter un par de horitas para que nos quede algo potente. 

3. Un objetivo claro: Huir de la estación espacial. Y una buena "escena inicial".


Primera planta de la casa Corbitt. Se tarda en explorar lo mismo que el oeste americano, pero si llueve no te mojas.


Empezarás la partida con una escena similar a la mítica de Alien de 1979 en la que por primera vez el Chestbuster "rompe"a escena, con el bicho huyendo a la oscuridad de la nave, preguntándole después a los jugadores qué hacen. O simplemente su nave "naufraga" y acaban atracando en la estación, de la que no reciben respuesta.

Los tendrás como mínimo la próxima media hora discutiendo, antes de llevar a cabo un temeroso plan sobre el que también discutirán sobre la marcha. Te garantizo que cada cosa rara que les pongas en el camino hará que flipen un buen rato. Cuando te des cuenta, llevaréis cuatro horas de partida, misión cumplida.

Todos conocemos la casa Corbitt. Yo creo que por cada hora que le dediques a preparar la casa Corbitt obtienes unas 5-8 horas de rédito jugable. Un lugar que explorar e investigar con el suficiente gancho da muchos frutos. De ahí los dungeons, casas encantandas y demás. El genial módulo de Warhammer "Noche movida en las Tres Plumas", se da en una taberna, y con apenas curro te pueden caer dos o tres sesiones de risas.

Lugar muy concreto + problemas gordos o situación intrigante: Horas. Muchas horas.


Con la misma idea, ármate de una buena caja de herramientas

Con un par de búsquedas rápidas puedes encontrar, gratis, verdaderas joyas que te darán muchas horas de juego. Cúrrate tu caja de herramientas propia, no te conformes con esa tabla de encuentros chulos... ¡Busca más tablas todavía! 

A los elementos de arriba, le podríamos añadir tablas de rumores, tablas de maldiciones, de mutaciones, trampas nuevas a las que jamás se hayan enfrentado, acertijos, efectos del loto carmesí, mapas, localizaciones, un par de personajes no jugadores coñeros, extrañas enfermedades, efectos de la radiación, descripciones, una sencilla cronología, música de ambiente... 

Colecciona una galería de pequeñas ayudas, léelas por encima y usa lo que necesites. ¡Hacer esto también te dará ideas sobre las que improvisar más! Ese buhonero de una extraña tierra que no acepta dinero a cambio de sus mercancías, pero que se marcha sonriendo y feliz cuando acaba el negocio... puede ser la cereza en el pastel de la partida, y el origen de muchas historias.


Pasa de los personajes no jugadores

Sólo hay un tipo de jugador al que odie más que al munchkin y es el "Pnjófilo", el tipo de jugador que quiere tener escenas de Isabel Coixet con cada mercader. Y procederá a entrevistar a los mamporreros de confianza sobre cada cosa que necesiten y sus vidas personales. Los npcs son Googles de los jugadores, son wikipedias y atajos narrativos de los que no nos interesan. Además, relaja a los jugadores al sentirse que pueden recurrir a alguien ante la más MÍNIMA PUTA DUDA.

Por eso en Cthulhu te recomiendan que cuantos menos npcs mejor, en el Anillo Único te dicen que lo mismo y que los jugadores no esperen encontrarse con muchos amigos de dos patas en sus viajes. Y en muchos juegos de mazmorreo los mercenarios que llevas a las incursiones son más necios y zafios que la tapa del váter, son carne de cañón que sabe poco del entorno. 

Imagina en el caso anterior de la estación espacial. Imaginemos que hay un PNJ... pongamos que hay una IA a lo HAL 9000 en la nave, con la que los jugadores pueden hablar y que se llama Wanda. O una humana comandante que se llama Wanda. Esto podría molar si es bien llevado, pero...

Le pregunto a Wanda si hay aliens. Le pregunto a Wanda si hay munisiones. Le pregunto a Wanda si hay armas de matar aliens. Y aliens. Le pregunto a Wanda si puede serrar puertas. Le pregunto a Wanda si hay survivors. Le pregunto a Wanda si detecta cosas de aliens. Le pregunto a Wanda que hasemos. Le pregunto a Wanda donde están las cápsulas de escaparse de aliens. Le pregunto a Wanda si Johnny sigue vivo o murió por aliens.

Los PNJs te obligan a improvisar exponencialmente por el número de PNJs que introduzcas en la partida, mucho más si tienes jugadores vagos en la mesa. Bueno vagos no, es que si pueden preguntar... es lógico que lo hagan, en vez de buscarse ellos las castañas. Te obligan a contestar cosas que NO TE APETECEN UN CARAJO CONTESTAR.

Otro truco para limitar toda esta información es el visto en blogs como "Tras la Última Frontera". En vez de dejar que tus jugadores hablen con cada pesao del pueblo, hazles tirar cada X tiempo y X monedas en una tabla de rumores o un reunir información (¡De tu caja de herramientas!) "Tras varias horas y cervezas, averiguas que tal y que cual..." Yo he probado esto y funciona a las mil maravillas, la verdad. 

Pero vamos, cuidado con los PNJs. Además es preferible muy pocos personajes no jugadores, memorables y poco accesibles, a una coral de puntos de información aburridos, como los del aeropuerto.
Lo que ven los jugadores cuando les describes a Strom, el trampero local.


Relájate y atiende al entorno


Estás jugando y lo que tienes delante son los gilipollas de tus colegas, tu primo Santi, quizás a tu mujer que te quiere pese a tus ridículas aficiones y también a tus hijos, que si se ríen o te atosigan, como son bajitos les puedes pegar. No tienes que impresionar a nadie ni te van a pagar por hacerlo bien, así que don't give a fuck.

Te garantizo que pase lo que pase en una partida, lo que nunca le gusta ver a un jugador es a un máster inseguro, nervioso o perdido. Eso es lo que nunca puede pasar. Yo creo que antes que quedarte en blanco, es mejor que sin que nadie se entere pongas "Ante Up" al 11 en el spotify y empieces a desfasar encima de la mesa, destruye algo para distraerlos más, y aprovechar la confusión para leer la tabla de encuentros. 

Relájate. Cuando estamos tranquilos, fluimos. Flota como una mariposa e improvisa. Tienes el mapa de la estación espacial, tienes la tabla de encuentros y a los jugadores acojonados con lo que sea que creyeron ver en aquel almacén. Poco a poco, la relajación se convertirá en seguridad, después en confianza, y después en convicción. 

Los nervios llegan cuando hay una situación de bloqueo... evita los "Eeeeeeeh....". Los "Eeeeeeeh..." han hecho perder campañas políticas, que esa chica que te estaba escuchando lo deje de hacer y que ese guardia civil opine que es mejor que le acompañes.

¿Te está mirando toda la mesa para ver qué sucede, y no tienes ni idea de qué decir? Horror. ¿Cómo que horror, cojones? Disfrútalo. Acomódate en tu silla, mírales y sonríe. ¿Ves? Son ellos los que están nerviosos, los que no tienen ni puta idea de lo que va a pasar. Ese es tu combustible y tú eres un V8 de los guionistas, ostia.

Cuando pierdas el miedo al ridículo, cuando dejes de temer a la incertidumbre y la vistas como una capa, te darás cuenta de que ni el ridículo ni la incertidumbre existían. Te habrás librado de un verdugo mental. Estás menos agobiado con lo que hay dentro de tu cabeza... y puedes fijarte más en lo que pasa fuera.

Observa y escucha a la mesa de juego, te darán preciosa información que usar a tu antojo. ¿Están todos convencidos de que ese tipo es un espía? Hora de meter un espía, o de que arresten a un jugador por sospechas de ser espía. ¿Uno de tus personajes tiene un poderoso enemigo? De repente una flecha mata al mercader con el que hablaba. ¿Otro es el típico justiciero? Unos bandidos locales extorsionan el templo local ante sus narices. ¿Me dices que la hechicera es la típica jugadora que quiere conseguir más y más objetos mágicos? Objetos mágicos... como los que el duque tiene escondidos en su mansión. ¿Tus jugadores son unos buenazos? Vaya, alguien ha dejado un bebé abandonado en el bosque.


Por último, la improvisación no es tan guay en todos los juegos o temáticas

Esto de improvisar le va mucho al rollo "sandbox", simulacionista y mazmorrero que se juega en mi casa... pero se puede improvisar en cualquier mesa la verdad. Aunque unos juegos y temáticas se prestan más que otros. Existen juegos que mecánicamente favorecen la improvisación, mientras que otros la censuran. 

Por norma general, y de ahí lo de ponerlo difícil a los jugadores, la supervivencia y el simulacionismo es buen campo de cultivo para la improvisación. El objetivo de los jugadores es sobrevivir, prevalecer. Esto nos da más cancha para que pueda pasar de todo.

Pero si el objetivo de los jugadores es descubrir una profunda y sólida trama palaciega, o serie de asesinatos, con geniales plot-twists, cliff hangers y wachipeis... improvisar es contraproducente, a no ser que seas el amo de verdad de la improvisación, y te sepas el tomo de las Máscaras de Nyarlathotep de memoria. Explícome.

En una campaña de Cthulhu, por ejemplo, procuro improvisar lo más mínimo... ya que de una tontería que improvises, puedes tener a los jugadores investigando algo incoherente con la trama y despistarlos mucho durante horas. Y horas. Y sesiones.

En el módulo hay cinco pistas en un escenario del crimen. Improvisa una sexta, y podrías joder la campaña. ¿Que se jodan? Puede... pero te joderás tú también cuando dediquen los próximos meses a investigar al sepulturero local, un personaje que improvisaste para dar color a la partida y al periodista se le metió entre ceja y ceja que es el líder de la secta local.

Velasco dio un muy buen consejo una vez, para este caso. Dar la información buena por triplicado, de forma no muy obvia, pero que esté ahí. Vamos, que si improvisas al sepulturero, distraerlos con más pistas en la dirección correcta, es lo suyo.

¿Dices que hay una playa cerca de Arkham?

Y básicamente por ahí va la cosa... Todo consejo es poco cuando te lanzas a la mesa sin red ni cinturón de seguridad. Pero básicamente cuando improvises, tómatelo como un juego y lúcete. Quita la pantalla de la mesa, acércate a los jugadores, míralos a ellos en vez de mirar el suplemento de módulos que te valió 20 pavos, échale morro y adopta una actitud de control sobre la situación absoluta, en todo momento. 


Si le funciona a la Espe... vas sobrao.

lunes, 2 de mayo de 2016

Lo que estoy aprendiendo con Dungeon World, yo que soy tontísimo vaya.

Ultreia! Tras sufrir lo indecible en el camino de Santiago, vuelvo aquí a vosotros ¡Escribir es una cosa que se puede hacer sin rodillas! Ya escribiré acerca de este tema en futuriles entradas, en las que tras caminar 40 kilómetros al día sobre la pulpa que eran mis pies, dormir al raso o en albergues llenos de gente emitiendo CH4 y CO2, o alimentarme de sopas de sobre... entiendo que Gary Gygax nunca hizo tal cosa.

Mi última adquisición roleril es el sólido y tan bonito tomo de Nosolorol-Conbarba: "Dungeon World". Me alegro de en su día no haberme comprado la edición anglosajona, porque en mi opinión el producto patrio le da mil patadas al original: Patadas en la sien con el empeine, low kicks a la cara interna del muslo de apoyo y mae-geris al escroto. Y tras unas idílicas incursiones en el mundo de las ideas con el juego de los dungeon hipsters Latorra & Koebel, me atrevo a postear aquí mis impresiones.

Y a mí me gustan los dibujos, y la portada. ¿Qué pasa? (Aunque las reacciones mixtas han sido básicamente hacia la portada, estando casi todo el mundo de acuerdo en que el arte interior mola bastante más) Tengo que aplaudir el trabajo de Francisco Carmona, que considero muy apropiado y bien entendido para el juego que se traía entre manos. Se produce un delicioso efecto en el que el texto y lenguaje utilizados casan perfectamente con el tono desenfadado, clásico e infantil (en el mejor y más noble sentido de la palabra infantil, oiga) de las ilustraciones. 

Lo que no me gusta es el paladín, aunque quiero que me guste porque es un claro guiño a Saint Seiya, serie que marcó mi infancia y cuya letra del opening que teníamos aquí mandé como propuesta para el himno de España cuando se pensó en ponerle letra, la última vez en 2007. Era joven e idiota, y estaba enfadado con el mundo porque no estaban de moda ni el heavy ni las barbarian movies. Lo que pasa es que también propuse cambiar la música... No me contestaron por que estoy adelantado a mi tiempo y lo sé. Pero si te imaginas a la selección cantando esta canción, a Fernando Alonso, o a los legionarios, es probable que ser español te mole bastante más que ahora.

"¡Laaaaaaa caaaaanción de looooos... ewrowresh!"

Lol, pues Dungeon World me produjo un espanto de primera impresión cuando leía sus reseñas de la versión original. Y no es culpa de los blogs ni del juego, es que DW es jodido, jodido de explicar. O de entender. Cuando les expliqué a mis jugadores como era el juego lo mejor que pude, sucedió lo siguiente:

*Uno entendió que era como "Érase una vez" pero llevando un personaje. Y que un máster moderaba un poco todo.

*Santi (cómo mola Santi) entendió que era un juego de rol con cartas y que estabas un poco limitado a hacer lo de las cartas.

*Otro no entendió nada, no veía la diferencia con jugar como toda la vida.

*El último lo entendió bastante bien. Y le interesó mucho.

Sin embargo sucedió una cosa, le expliqué el juego de rol a mi padre, que nunca jugó a un juego de rol ni a un wargame o similar, y lo entendió a la primera. Y esto es interesante.

Y es que lo difícil de entender de Dungeon World no son sus reglas... es su planteamiento. Su modus operandi, su savoir faire, su tai sabaki, su raison d'etre, su quo vadis y su ghastas pista.

Dungeon World reduce el rol a su escala cuántica, a su germen. Es proto-rol.

¿De dónde viene el rol? El rol viene de estar viendo Alien y decir "Buf, tú que harías si te ves ahí? Yo me escondo y te juro que no salgo, llevaría siempre una cantimplora para poder esconderme días si hace falta, pero no saldría ahí a lo loco con ese bicho...".

Y el rol también viene de que en los años setenta, un genial wargamero de sólido bagaje literario y con mucho talento se curró un wargame en el que manejabas a un único personaje en vez de un ejército, a partir de sus juegos de mesa favoritos.

Con Dungeon World te encontrarás varios pilares importantes en cuanto a jugabilidad, y podrían ser:

"Hablar es jugar"

El juego insiste en todo momento en que la ficción surge de la conversación en la mesa, y a su vez esta ficción retroalimentará la conversación en nuevos conflictos y situaciones. Todo en DW es ficción y todo se soluciona hablando, hasta que algo conlleva un precio o una posibilidad de fracaso.

Un domingo del mes pasado, coincide que mi hermano está de vacaciones en Ferrol, mi primo Alex se viene a comer ese día y Santi (all hail Santi) se pasa a tomar el café. Tres jugadores más o menos experimentados en juegos de rol, allí estábamos comentando si echar un Carcasonne de la mierda o irnos a dar una vuelta.

Mi preparación para la partida es la siguiente: Ese día por la mañana imprimí esta hoja y me la leí. Aprovecho para dar gracias a Yop, que sin darse cuenta hizo que pasásemos una muy buena tarde de domingo. Pues eso hice, me la leí bien. Y punto. No tuve que hacer una tabla dinámica de la dieta invernal de los trols de las colinas para que mi partida tuviera un sentido, ni pensar en como iba a terminar la aventura, estamos locos.

Entonces nos sentamos con un buen café a jugar lo que se llama "primera sesión". Dungeon World reinventa el "Estáis todos en una taberna", y hace del proceso de creación de personajes (que casi parece un ejercicio de contabilidad de otros juegos) un juego en sí mismo. En DW juegas a crearte el personaje. El juego ya es sencillo como para que sea fácil, pero plantea un sistema permeable entre todos los presentes, de preguntas y respuestas, que hace que se vaya "haciendo la magia" mientras se habla. Las respuestas cambiarán el mundo de juego "for good", así que si eres George R.R Máster y quieres exhibir tu pedazo de mundo enciclopédicamente detallado a los jugadores, puede que DW te chirrie en este aspecto.

Los personajes que nacieron fueron Pascal, excéntrico druida de los manglares, Fray Morín, orondo y afable clérigo de Shul y Abhalah, misteriosa ladrona de una tierra lejana.

En française, en boite. Je mange un citron. Mon dieu.


Intentaré plasmar con mi prosa lo que sucedió creando los personajes:

*Alex coge una ficha de ladrón, clase que ha elegido para sus aventuras*

Alex: Me llamo.... Abhalah. Una ladrona.

Sergio: Suena exótico, ¿Eres de algún lugar lejano?

Alex: Sí, sí... bastante lejano la verdad. Estoy buscando fortuna en tierras más prósperas.

Sergio: Vienes de un reino decadente. Mola...

Alex: Tengo...mirada sospechosa... *va marcando la casilla necesaria, esto es interesante pues un jugador puede hacerse una ficha sin consultar ningún libro ni documento, toda la info necesaria está en su hoja y sólo tiene que leer* Pelo despeinado... ropajes sofisticados... Cuerpo ágil. Listo.

Sergio: Espera, define "sofisticados" ¿Significa que son costosos y extraños? ¿O que es ropa extraña y diseñada para un especialista, como un arnés para colgarse a lo Misión Imposible o cinturones con cuchillos y rollos así?

Alex: Más bien, es ropa muy cara y buena... aunque ajada por los viajes, vengo de lejos. 

Sergio: Ajá... O sea que tu personaje tenía y que quede claro lo de "tenía", bastante pasta como para permitirse esa ropa en su lugar de origen. Es digno de subrayar que haya venido desde tan lejos conservando unas ropas tan caras...

Alex: Es prácticamente lo único que le queda de su familia, son los colores de mi casa. Y los llevo con orgullo. Mi familia no acabó bien... Tengo enemigos poderosos.

Sergio: Así que eres ladrona por cuestiones de supervivencia ¿Eres la única heredera de tu familia?

Alex: Eso es algo que quiero averiguar. Soy una chica normal y corriente de una familia importante, atractiva, aunque no precisamente guapa y con exquisitos modales y dotes mercantiles. He tenido que recurrir al crimen y el subterfugio cuando me vi sin nada y en la calle.

Sergio: Vale, con lo de dotes mercantiles ya no te daré la brasa con el asunto del idioma... ¿Y no sería más sensato intentar pasar desapercibida como una plebeya, que luciendo los lujosos ropajes de tu familia cruzando medio mundo conocido?

Alex: A eso voy.... voy a elegir alineamiento Caótico, cuyo ejemplo de conducta reza "Lanzarse al peligro sin tener un plan" Mi personaje no es cauta ni sensata, para nada. No tiene nada que perder.

Sergio: Ah coño, ahí hablamos...

Santi (ovación de sitcom): Eso me da una idea... Como soy un clérigo legal bastante buen tío, en Vínculos voy a escribir lo siguiente "Abhalah siempre está en peligro. La mantendré a salvo" Si a Alex le parece bien.

Sergio: A Alex da igual lo que le parezca, si tu personaje quiere ser protector con Ahbahlah, sea. ¿Y por qué la proteges... no querrás tema, pillín?

Santi: Nooooooooo joder, Fray Morín es muy paternal y le da lástima la muchacha, ve mucho potencial en ella.

Sergio: Entiendo que además Fray Morín no puede tener descendencia por el camino de vida religiosa que eligió *Santi asiente* ¿Y tú Alex, agradeces esa protección, o te molesta que se apiaden de ti?

Alex: Me aprovecho egoístamente de que me quiera proteger, aunque cada vez más empiezo a sentir simpatía por el afable sacerdote. De hecho voy a elegir un vínculo que es precisamente "____ me protege cuando todo sale mal" y voy a escribir... Fray Morín.

Sergio: Bieeeeen, luego vamos con más vínculos, que me pierdo. Te toca elegir raza... y equipo.

Alex: Raza es obvio... soy humana, y equipo a ver... En cuanto armas puedo elegir Estoque o Daga. Un estoque hay que saber usarlo... mi personaje es una chica normal que no sabe esgrima y quiere matar a sus enemigos de cerca, quiere mancharse con su sangre y ver el horror y la sorpresa en sus ojos...

Sergio: Me estoy poniendo palote. 

Alex: Elijo daga, 3 dagas arrojadizas y equipo de aventurero.

Sergio: Bueno, tus movimientos son estos *breve explicación de las habilidades de ladrón y tal* la única elección que tienes que hacer es en "Envenenador" que tienes que elegir que veneno conoces y sabes preparar y usar.

Alex: Elijo "Aceite de Tagit"... que dice "el enemigo cae en un ligero sueño". De hecho ya sé, mi familia era exportadora de este valioso aceite embriagador, que si se aumenta la dosis, te puede dejar noqueado. Así que soy de Tagit, supongo. Tagit podría ser una decadente ciudad estado.

Sergio: Pues ahí lo tienes.

Dani: Pues ahora toma guinda en el pastel, con este vínculo de mi druida "Abahlah huele más a presa que a cazador".

Sergio: ¿Por qué tu druida dice eso?

Dani: No lo sabe... es simplemente lo que huele. En una persona que caza a sus enemigos y busca la venganza... el huele algo que le recuerda a las bestias acorraladas cuando se saben muertas.

Sergio: ¿Eso quiere decir que te pones a olfatear a la muchacha mientras duerme? ¿Qué clase de druida violador japonés eres?  

Este proceso fue así a tres bandas, con los tres personajes. Tras tenerlos listos, cada jugador presentó a su personaje, e igual que hicimos los personajes hicimos el mapa del mundo.

En una amplia cartulina blanca dibujé la ciudad central, la base, la fortaleza en la frontera... y les expliqué un trasfondo en dos frases muy rollo "West Marches". Los jugadores dibujaron donde estaba Tagit, los manglares de donde venía el druida y el templo en ruinas de Shul, el templo del dios del clérigo. Por supuesto, hubo preguntas ¿Porqué el templo de tu dios está en ruinas? ¿Donde se reúnen los druidas de los manglares? Y surgió más magia.

Y empezamos a jugar en sí.

"La ficción va a misa"



Koebel y Latorra, más sexys que tú y tienen un juego de rol de éxito publicado en varios idiomas. 

De todo lo que leí sobre DW, el único click mental en el que empecé a entender todo fue cuando leí la reseña de El Guardián de los Arcanos con motivo de la edición de Nosolorol. Porque cuando vienes de casi 15 años jugando a rol, leer que TODOS los combates del juego se resuelven con una tabla cerrada común para todos los personajes, seas Galindo o Conan, me pareció en exceso encorsetado y limitado. Pero el autor de esta reseña hizo bien en resaltar un punto que consideró importante, y que sin embargo se pierde entre las páginas del libro.

La "tabla" en cuestión para combatir, es el movimiento Saja-Raja, y movimientos como este son el motor de la acción. Véase el movimiento Saja Raja a continuación:

"Cuando ataques a un enemigo en combate cuerpo a cuerpo, tira+fue.  * Con un 10+, haces tu daño al enemigo y además evitas su ataque. A tu elección, puedes hacer +1d6 de daño y exponerte a un ataque del enemigo. * Entre 7 y 9, haces tu daño al enemigo y el enemigo hace un ataque contra ti."

Y como siempre, 6 o menos sería un fracaso total. Esto es el combate en DW. Bueno, tu guerrero hará más daño que un mago, las armas mágicas siguen teniendo efectos guays y etc, pero ahí está. Ahora si leemos el párrafo que supuso una epifanía tanto para El Guardían de los Arcanos como para mí, la cosa cambia.

Y es que no puedes tirar Saja Raja al goblin que tienes a la espalda, ni contra un dragón, quizás ni a oscuras, ni bajo el agua... puedes personalizarlo como quieras y al momento. Quizás seas un máster malote y si rodean al mago no le permitirás tirar por Saja-Raja, obligándole a huir. O prohibirás siquiera pensar en Saja-Raja estando desarmado contra un enemigo con una espada.

Del mismo modo, puedes hacer que para un guerrero de nivel alto, partirle la crisma a un parroquiano impertinente no suponga tirada de Saja-Raja alguna. Suceda y punto.

¿Cuáles son las reglas si tu personaje tiene una pierna rota en Dungeon World?

Que tu personaje tiene una pierna rota. No hay menos X a Y durante Z.

Del mismo modo, hay monstruos que tienen movimientos como "Engullir". La profunda y densa mecánica del movimiento engullir es: "te engullen".

Armas como el mangual o las espadas de los orcos, tienen la cualidad de "Escabrosa", que quiere decir que es probable que te hagan una idea bastante fea y aparatosa con ellas. Quizás eso sea una herida infectada o que deje una fea cicatriz. Y es quizás esa cicatriz la que luego te permita intimidar a los guardias en un futuro.

El libro está plagado de ejemplos ilustrativos de este tipo. Sobre todo en la magia, la magia nos permite introducir cosas en la ficción que de otro modo, nos sería imposible hacer.

Y aquí está otro pilar del juego: Las reglas surgen de la ficción que se genera al hablar, en vez de estar diseñadas para emularla en cientos de situaciones diferentes y de cierta manera. El sentido común y el peso de la narrativa gobiernan en todo momento lo que pasa y será el verdadero material de consulta, por encima de cualquier regla.  Esto es capital en todo lo que viene a ser la OSR y es piedra angular en DW.

"Pequeñas grandes ideas"

Es bueno de DW que a pesar de su filosofía sandboxera y de improvisación, de juega libre que aquí no pasa nada... todo parezca estar pensado y atado. Cosas como los "frentes", una suerte de plantillas que al cubrirlas como si se tratase de un test del Cuore, tenemos una ambientación en ciernes, así de fácil. Un sistema de creación de ciudades que hace que estas sean casi personajes, o agrupar los monstruos por ambientaciones... (voy a imprimir este capítulo de "monstruos del bosque" porque mi campaña es en un megabosque), una suerte de "aspectos" llamados aquí "etiquetas" que nos dirá el alcance de nuestra arma y a quién podemos atacar sin migrañas de "distancia media 20 metros", como se ha resuelto el multiclase, o meter razas nuevas... todos ellos son enormes aciertos que denotan que estos chavales de verdad saben lo que hacen y no se limitaron a tirarse el pisto para ligar con groupies roleras. Hipsters sí, pero de los que curran en el banco y se piden los días para ir al concierto de Astro.

Si nos vamos al detalle, hay cosas riquísimas. La tabla de tesoros es asombrosamente sólida, donde podemos encontrar desde vulgar oro a información interesante, algo relacionado con los personajes o hasta un portal o camino secreto. Cosas como el objeto "equipo de aventurero", que es un item de 5 usos que recoge de forma abstracta todo lo que un aventurero pueda necesitar mazmorreando ¿Quieres una antorcha? Gasta un uso... ¿Ahora quieres una tiza para marcar que ya estuviste aquí? Gasta otro... El simple hecho de subir de nivel gracias a tus fracasos es muy buen rollero, y hay algunos "movimientos" de cada clase que son directamente tronchantes o geniales.

"Ritmo, inercia y fracaso"

Con el libro ya en mis manos y maravillado por lo bonito que era, me surgieron muchas dudas. En teoría, todas las acciones importantes del juego se resolverán con un movimiento que básicamente es esto:

2d6 

10 o más : Es un éxito, el jugador consigue lo que se proponía de forma impoluta.

7-9: Es un éxito parcial, el jugador consigue lo que se proponía, pero a un coste que dependerá de las circunstancias.

6 o menos: Es un fracaso. El jugador no consigue su objetivo y sufrirá las consecuencias de un movimiento que le aplique el Director dependiendo de las circunstancias, pero ganará experiencia. 

Todos sacamos 6 o menos, pero de los errores se aprende.

Hay movimientos para disparar, para desactivar trampas, para viajar a un lugar peligroso y hasta para irse de fiesta o palmarla ¿Vale... y si quiero yo que sé, escuchar ruidos, que hago? ¿Qué precio puede pagar una persona que escuche ruidos al triunfar parcialmente, escuchar un secreto valioso a cambio de una otitis? 

Que los movimientos estén ahí no significa que los tengas que usar todo el rato. Preguntando por G+ sobre esta cuestión, se hablaba de ritmo y de situaciones bloqueantes. Aquí triunfa el famoso "elegir 10" de d20. Vamos, que si tu personaje se puede apoyar tranquilamente en una puerta a escuchar ruidos... que los escuche, o no, dependiendo de la ficción... véase punto anterior... ¿De qué grosor es la puerta? ¿Qué cantidad de ruido ambiente hay como para escuchar la respiración de un orco?

El caso es no bloquear una historia que avanza. Ahora bien, si se escucha cuchichear a unos guardias y se quiere escuchar bien lo que dicen... habrá que acercarse más a ellos. Sacar un 10, significará que escuchamos todo lo que dicen, sin problema. Sacar un éxito parcial significará que escuchamos lo que dicen, pero se nos cae un objeto valioso que podríamos arriesgarnos a recuperar o hacemos algún ruido que los atrae. Y fracasar, bueno. Aquí empezaría la inercia del fracaso... el movimiento que lleva a otro movimiento.

Dungeon World es el juego en el que fracasar mola. Esa situación horrenda de fallar un ataque y esperar sentado al siguiente turno, se acabó. Aquí fallar un ataque hará que la harpía te levante en vuelo, el guerrero te sujete los pies, el ladrón intente escalar por sus compañeros para degollar a la harpía, la harpía duerma al ladrón con su canto y el mago la fulmine con una bola de fuego.

 Os contaré en movimientos como sucedió la incursión a Tannoch.

Los personajes cruzan en barca hacia Tannoch al anochecer, tras preguntarles que hacen ahí y porqué están ahí, me cuentan que el duque ofrece una buena recompensa y que además la ladrona espera encontrar en los archivos cierta información, el druida habla de una ponzoñosa presencia que debe irse y el clérigo acude a ayudar a un culto local con el que simpatiza. Todo esto me lo cuentan ellos a mí, no lo he preparado yo. 

Atracan en la pequeña isla y desembarcan. Los jugadores dubitativos comienzan a decir que hacen, unos más que otros, miran la lista de movimientos. Están despistados, y les digo que simplemente me digan lo que quieren hacer, que se olviden de reglas nuevas.

Santi me pregunta que ve en la torre. En un principio le digo que ve luz en los pequeños ventanucos y un silencio ominoso lo invade todo: La torre está habitada. No me hace falta ningún movimiento. Si me hubiese hecho más preguntas, quizás le habría dejado tirar por "Discernir la realidad" pero su pregunta fue muy concreta y lo que vio le hizo ignorar otras cosas de su entorno.

Ahbalah sube por las escaleras, le hago tirar los dados sin decirle por qué, pues sin saberlo al avanzar así está... (1er movimiento activado) "desafiando el peligro". Saca un 5, la enorme ogro los ve y desciende la torre sigilosa con sus largas y flacas extremidades, relamiéndose. Les atacará por sorpresa en seguida, pues ha sido un fracaso total y hay que ser duro, pero antes dejo actuar a Dani.

Pascal decide convertirse en pájaro nocturno, para volar y explorar los alrededores. Uiliza (2do) "Cambiaformas" y lo consigue, pero al emprender el vuelo, lo primero que ve es a la espantosa ogro encaramada a un árbol. La ogro lo intenta agarrar con su mano, pero como Dani es ahora mismo un ágil pájaro, y la ogro está escalando, le dejo tirar un (3ro) "Desafiar el peligro" para evitarlo. Dani tiene éxito parcial, la ogro no le agarra, y puede elegir entre alertar a sus camaradas aleteando y chillando al molestar al monstruo... o salir del alcance de sus enormes y horribles manos. Elige chillar como un loco para avisar a sus compañeros.

En ese momento Alex y sin que yo le diga nada tira para (4to) "Disparar", intentando acertar en la mano con la que se está agarrando. Acierto parcial, elige como precio "ponerse en peligro".

Debería haber elegido "perder munición"... La flecha impacta en esa mano, se suelta y la ogro cae rodando por la ladera hacia ella. Antes de que Alex tire otro "Desafiar el peligro" para esquivar a la ogro, el clérigo, que ya había dicho que protegería a la ladrona, corre a (5to) "Defender". Consigue un éxito parcial y apartar a la ladrona a tiempo para ser arrollado él mismo por el monstruo que cae rodando entre gruñidos, elijo ser bueno con Santi porque estamos empezando y está roleando bien... así que mi "movimiento" para putearle es "agotar los recursos de los pjs" y le comunico que su escudo se rompe al desviar un enorme pie de ogro. Podría haberle hecho daño directamente, o cargarme el bote en el que vinieron remando.

Dani me dice que entonces es cuando (6to) ataca por medio de un Saja-Raja, pero falla, y la ogro se levanta sacudiéndose el polvo y agarra al pájaro cuando este caía en picado hacia él. Dani está apresado.

Santi quiere actuar... pero le digo que está algo aturdido y que se espere. Ahbalah ataca con sus dagas, (7mo) Otro Saja Raja, pero falla... y la ogro le arroja el pájaro que es Dani como si de una piedra se tratara. Aquí me pongo más duro, y le hago daño a dos jugadores por el fracaso de uno.

Entonces le pregunto a Santi qué hace y (8vo) decide "Lanzar un Conjuro: Provocar miedo" Consigue un éxito parcial y de las opciones que tiene elige "Atraer atención no deseada o ponerse en peligro". El conjuro hace que la ogro se haga un ovillo e intente huir, pero los gritos atraen a su hermano... que se despierta en lo profundo de la torre. Podría haber olvidado el conjuro o sufrir un penalizador en futuras tiradas, pero la aventura acababa de comenzar...

Y así siguió la cosa... todo esto se produjo muy rápido, sin tirar iniciativa ni entorpecer la acción consultando libros y tablas. El máster ni siquiera necesita tirar dados. Surgieron conversaciones como que Santi había perdido su escudo porque Alex no quiso perder parte de su munición, y es verdad. Tras vencer a la ogro, fue genial el movimiento "Exhibir conocimientos" para saber qué era ese bicho que yacía muerto ahí. Un éxito parcial me decía que debía comunicarle al jugador una información "interesante pero no necesariamente útil". "Es un ser de otro tiempo, caído en desgracia, lleno de odio hacia la humanidad..." Esto lo sabía el druida que se lo contó a sus compañeros... pero lo guay fue preguntarle al jugador "Vale... ¿Y cómo lo sabes?" Y escuchar su historia: En ese momento, Dani se inventó parte del trasfondo de los ogros para mi campaña, sin saberlo.

Vamos, que en DW siempre pasa algo. Y el propio juego te dirá por donde seguir sin necesidad de tener cinco libros de trasfondo ni guiones. Lo que me lleva a...

"DW puede no ser para ti"

Dirigir DW fue la experiencia más divertida y cómoda como director que quizás he tenido el placer de dirigir, pero no es ni de lejos el juego más completo, con más posibilidades o más realista. Según el juego, hay tres objetivos: "Representar un mundo fantástico" lleno de coraje, astucia y heroísmo frente a la oscuridad y los pesares, "Llenar de aventura la vida de los personajes" donde los personajes siempre se verán inmersos en algún que otro peligro y "Jugar para descubrir que sucede" ya que compartes con los jugadores la diversión de ir descubriendo como se desarrolla el mundo y lo modifican. 

El juego nos dice cosas como "No estás aquí para ganar a los jugadores, o ponerlos a prueba con complicados enigmas, ni para darles la oportunidad de explorar tu ambientación preparada hasta el último detalle. No estás intentando matarlos y desde luego, no estás aquí para contar a los demás una historia planificada de antemano.

Esto chocará de frente con la filosofía de muchas mesas de juego. Hay másters que necesitan tenerlo todo muy controlado y hay jugadores que vienen a la mesa a tirar dados y matar orcos y no quieren ni oír hablar de currarse tanto trasfondo o tomar decisiones.

Además DW tiene un tono propio, DW es old school y es fácil morir con este libro sobre la mesa, pero vamos... esto no es Lamentations of the Flame Princess, ni Torchbearer. Se aprecia heroicidad e ilusión en los aventureros de DW. El ambiente desenfadado del que os hablaba.

Revisión Burroughesca.

Meter por ejemplo, horror cósmico en DW, supondría introducir nuevos movimientos aplicados al sistema, quizás conjuros nuevos, monstruos (a los que ni hablar de hacer saja-raja)... Y cambiar los objetivos del juego, donde "llenar de aventura las vidas de los pjs", podrías colocar un "llevar a los pjs a un lento descenso a la locura y la exposición a lo ciclópeo incognoscible no euclidiano". El hacer esto bien, puede resultar en algo genial... mientras que al hacerlo mal, simplemente no funcionará y se habrá perdido en algún lugar entre quiero y no puedo.

Dungeon World no es simulacionista, ni hardcore, es cinematográfico... es aventura pulp de alto octanaje, no va de exploración metódica, gestión de recursos o combates tácticos. Va de hacer cosas chulísimas, y si fracasas, fracasar de forma chulérrima. Es Kodachrome, con su granulado y su letterbox. Es una forma de jugar que te puede explotar en la cara si no la controlas. Y esto tampoco es para todo el mundo.

DW es para másters vagos que abrazan la improvisación y para jugadores proactivos llenos de ideas y con ganas de liarla... dentro de una madurez y cohesión. Si tienes a un jugador tocapelotas, sea por infantil o porque le gusta el anime cuando todos estáis en plan Warhammer, dejarle decidir sobre tu mundo se convertirá en un dolor de cabeza.

Bueno, en definitiva. Si eres un máster sobrao de estos que improvisa como le da la gana, y lo que más te importa es la aventura y la aventura, estás perdiendo el tiempo cada minuto que no le echas un ojo a DW. Y si eres un mazmorrero que no cambiaría su sistema por nada del mundo, es de todos modos una lectura interesante y un libro bonito lleno de muy buenas ideas.

Yo lo que sí que tengo claro es que... me va a costar volver a jugar con iniciativa, o tirar dados. Es como volver a comer tomates o huevos del súper.

Bueno, me toca echarme Tiger Balm en las rodillas.